Y Ora para que le Ayude Jesús

¡Oh, gran ‘Llamada’ que ha despertado esta alma mía de su sueño, Oh Misericordioso lleno de misericordia, el Salvador de los que son suyos, yo te adoro! ¡Te he llamado a ti con una voz inocente, porque sé que tú eres el Salvador de las Almas! Extiende tu Mano Derecha hacia mí, y dejaré las cosas del cuerpo detrás de mí! Ven, te lo imploro, sácame fuera del Submundo de los Muertos! ¡No dejes que los demonios me asusten y la Furia con su cara de miedo, porque no he servido al Error, pero he pasado toda mi vida alimentado de tu Verdad! ¡Ahora, salva mi alma de este estado de vida y muerte!

 

Mira, mi fe se aferra duramente a mí; mira mis limosnas que he hecho en tu nombre; ¡mira, mis oraciones y mi celo demandan que reciba gracia sobre mí! Un ladrón se salvó en la cruz sólo porque él se confesó ante ti; ¡límpiame de todos mis pecados, porque yo también me he colgado de tu Esperanza! He aquí, yo estoy saliendo del cuerpo de la muerte; ahora te llamo a ti, Oh Salvador: “¡Venid a mí en la hora de mi necesidad” Muéstrame a tu Doncella en el momento de mi salida del ‘Todo’; ¡déjame que yo también sea digno de ver a tu Doncella por quien he trabajado, y sus tres Ángeles también que están con ella, que traen todos los Regalos de los fieles! Mi Padre santo, déjame ver Tu Semejanza que vi antes de que el universo fue creado, antes de que la Oscuridad se atreviera a despertar la envidia contra Tus Eones. En esa ocasión, de hecho llegué a ser un extraño de mi Reino; he cortado su raíz y he subido victorioso en las alturas.

 

¡Oh, mis oraciones y mis ayunos y mi virginidad que he perfeccionado en tu nombre, Jesús mi Luz, este es el momento de mi muerte cuando yo necesito de ti! ¡Une para mí rápidamente mis carros altos y mis caballos – que son mis ayunos santos, mis oraciones a Dios, y mis limosnas! ¡Llévame con rapidez a la Tierra de aquellos de la Gloria! ¡Oh valiente, coróname! ¡Llévame en tus alas, Oh Águila, y vuela conmigo hasta los cielos! Pon mi Túnica blanca sobre mí, llévame como un regalo a tu Padre!

 

O eternal Victor, I call to you; hear my cry, Compassionate! Let your Members cleanse me, and wash me, you, in your holy waters and make me spotless, even as I really am! Lo, the time has drawn near that I should return to my homes! You are the Way, you are indeed the Gate of eternal Life, O Son of God, my Savior, who has taught me to wear his holy Precepts! Open to me , O Tree of Life; O Tree of Rest, open to me! Open your essences to me, and I shall gaze upon the face of the Saints! Open to me your halls, for my heart has swooned after your bliss! Open your gardens to me, and my spirit will receive their fragrance!

 

Oh Vencedor eterno, te llamo a ti; ¡escucha mi llanto, Misericordioso! ¡Deja que tus Miembros me limpien y me laven, tú, en tus aguas sagradas y hazme impecable, a pesar de como soy en realidad! ¡El tiempo se ha acercado para que yo regrese a mis casas! Tú eres el Camino, tú eres en efecto la Puerta de la Vida eterna, O Hijo de Dios, mi Salvador, quien me ha enseñado a usar sus santos Preceptos! Ábreme, Árbol de la Vida; ¡O Árbol del Descanso, ábreme! Abre tus esencias a mí, y contemplaré el rostro de los Santos! ¡Ábreme tus salas, porque mi corazón se ha desvanecido después de tu felicidad! ¡Ábreme tus jardines, y mi espírtu recibirá su fragancia!

 

– Capítulo 70 del Evangelio de la profeta Mani, Duncan Greenlees Edition

 


Leave a Reply