Tag: respuesta

La Respuesta del Señor

Mientras iba diciendo estas cosas llorando, el Salvador me llamó y habló conmigo, y mi espíritu se exaltaba; Jesús, el Rey de los Santos, la Luz verdadera de los Fieles, en una dulce voz me respondió, diciendo: “¡Oh, Bendito hombre justo, ven fuera! Asciende, Alma, y no te alarmes más; la muerte está derrotada, y la anhelada felicidad ya se ha acercado. Yo he venido, yo, que redimiré del mal, curaré el dolor, y haré la paz en tu corazón; ¡te daré todo lo que has deseado de mí, y restauraré tu lugar en el mayor esplendor! ¡No tengas miedo! Yo soy tu Ser Superior, un sello de seguridad; ¡tú eres mi cuerpo, una prenda que he puesto a fin de aterrorizar a los Poderes, mientras que yo mismo soy tu Luz, el Resplandor original! ¡Levántate en una alegría libre de dolor, y yo te llevaré! No te sientes en apatía fatal; ¡gira en torno a ti mismo y mira a los seres encarnados, cómo caminan en la miseria y renacen con certeza en todas las formas!*

 

“He escuchado tu oración, Oh Alma bendita; ¡soy yo quien te dará la recompensa de tus buenas obras! Porque en este mundo te abstuviste de matar, sentiste compasión por la vida de todas las criaturas, de tal manera ni les matastes, ni comistes de su carne. ¡Consuélate, detén tus lágrimas, querida! Bueno es el beneficio de tu tesoro, porque has sentado la base de tu torre sobre la Roca de Cristo, has encendido tus lámparas con el aceite de la fe; ¡has atendido a las viudas, has vestido a los huérfanos, has soportado las persecuciones por la causa del Nombre de Dios, el Dador de Recompensas, el Otorgante de la gracia! Tus oraciones y ayunos se han convertido en una corona sobre ti; ¡la victoria y la salvación para ti, Oh Alma decorada que has cumplido el deseo del Padre! Ahora da un paso adelante hacia el Jardín fragante maravilloso donde hay felicidad eterna; ¡ven y descansa ahora en adelante en la Tierra de la Luz, Oh Alma que ama a Dios!

 

“No temas, yo soy tu Guía en todo lugar; voy a abrir ante ti la puerta de todos los cielos y limpiaré tu camino con valentía y sin temblar. Te estableceré en la fuerza, te cubriré en la luminosidad, y te llevaré al lugar de las regiones benditas; allí te mostraré las bellezas del Rey de la Luz, de todos los Ángeles y los Dioses; ¡yo te mostraré al Padre, eternamente el Soberano, y te llevaré en vestido puro delante de Él! ¡Yo te mostraré la Madre de la Luz, y para siempre estarás en paz en la alegría alabada! Yo soy tu Luz, tu Iluminación sin comienzo. “

 

– Capítulo 73 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees

 

 *Esto no se refiere a la reencarnación. Más bien esto se refiere a cómo las personas “nacen” en las nuevas etapas de su vida. Por ejemplo, cuando alguien hace la transición de la adolescencia a la edad adulta, esa persona “nace” en la edad adulta. Lo mismo sucede cuando uno muere, uno “nace” en el mundo espiritual.