Tag: Profeta

Sed Fuertes Incluso Cuando se Vaya el Maestro

Esta es una traducción de un artículo escrito originalmente en Inglés aquí por Akhi Netaji Lokmanya.

Cada vez que una Manifestación Divina o Siervo Celestial o Profeta aparece en la Tierra, ya sea para establecer un pacto con la humanidad, o para restaurar un pacto con la humanidad, siempre hay los que corren a los brazos de aquel Mensajero o Siervo Celestial, jurando lealtad y obediencia eterna. Por desgracia, no todo creyente que disfruta de la Luz de una Manifestación Divina, Ser Celestial o Profeta permanece firme en ese compromiso el momento en que ese personaje Divino se va.

¿Es eso de que “mientras que el gato no está, los ratones bailan”? ¿O simplemente falta de madurez espiritual?

Cuando Moisés lideró a los Hebreos fuera de Egipto y al Monte Sinaí, los que vieron milagros a gran escala en presencia de Moisés empezaron a flaquear el momento que ascendió al Monte Sinaí. Pensad en lo perdido que tienes que estar para abandonar ser dirigido por un Siervo del Dios Único, para formar un ídolo hecho de objetos de oro, sólo para tener algo que adorar…para tener un dios hecho en la imagen de uno mismo. Como podéis recordar eso no acabó muy bien para las personas que optaron por adorar al becerro de oro.

En la época de Jesús, los apóstoles mismos se sintieron tristes y abandonados en el momento en que Jesús fue crucificado y puesto en el Sepulcro. La conmoción y la incredulidad de sus seguidores de que Él había resucitado y estaba otra vez entre ellos, aunque comprensible, también significa que, al menos hasta cierto punto, los mismos apóstoles dudaron del Mensaje que Cristo les había dado, no porque el Mensaje era defectuoso, sino porque ahora que el Mesías estaba ausente, se sentían perdidos. Su reaparición no habría sido tan impactante si hubieran tomado sus palabras con total seriedad. Esto volvió a suceder cuando Cristo subió a los cielos. Los apóstoles se desalentaron y Dios les envió el Espíritu de Santidad.

Incluso los más fieles seguidores pueden desanimarse de vez en cuando. A veces, la bendición de estar en la proximidad de siervos celestiales de Dios puede ser tan embriagadora que esas mismas personas, una vez que el embriagante ya no está disponible para ellos, se alejan del Mensaje de la Luz en busca de otra interacción visible en algún lugar del mundo que les captura a sus ojos o a su imaginación.

Por supuesto la gente quiere estar en la presencia de un Mensajero Divino, un Santo Profeta, un Eón, etc. Nadie en su sano juicio que tenga esta bendición va a querer renunciar a esto. Pero las circunstancias sobre la Tierra no nos permiten este lujo. Ciertos eventos han sido profetizados y todo lo que ha sido profetizado ocurrirá con el paso de tiempo. Sabemos que las influencias celestiales que ayudan a la humanidad se están yendo. No para castigar a la humanidad, sino para que aquellos que verdaderamente tienen fe suban a la superficie y los que sólo tienen la fe de una luz de nevera (la luz sólo se enciende cuando la puerta está abierta), vuelvan a los caminos del mundo una vez más.

La gente ha adoptado inicialmente las enseñanzas de Enoc, Akenatón, Krishna, Zoroastro, Rishabha, Mahavira, Sakiamuni, Jesús sólo para abandonarlas o alterarlas y también han abandonado o corrompido las enseñanzas de Mani. Mitraya Tarendra, la anterior Manifestación en la tierra, restauró el antiguo pacto de los Maniqueos y Su Presencia Divina Mir Izgadda nos ha traído de vuelta al corazón del Mensaje de la Luz. La pregunta es: “¿Nos mantenemos fieles a nuestro pacto, al Mensaje de la Luz, cuando cada instancia de apoyo Celestial ya no está presente entre nosotros?” ¿Hemos sido cambiados por el Mensaje o nos hemos convertido en un ejemplo más de los falsos amigos de los Mensajeros Divinos, Eones y Profetas, que se deleitan en su presencia y luego descartan las enseñanzas en el momento que ya no están entre nosotros?

¡Sólo pensadlo! Hemos tenido Manifestaciones Divinas del Señor Mitra, la reencarnación del Santo Profeta y Apóstol Mani, los Eones y los Hijos de Mir Tarendra (la reencarnación de los hijos/hijas biológicos de anteriores Manifestaciones Divinas en la Tierra), entre nosotros, enseñándonos, guiándonos en estos días. ¡Hemos sido tan bienaventurados! Pero os pido que os detengáis y consideréis lo que nos ha sido enseñado. Vendrá un tiempo, y sabemos esto gracias a profecías recientes, donde los acontecimientos sobre la tierra van a cambiar, y nos quedaremos a nuestra suerte. Se nos han dado las herramientas, la estructura, los medios para cumplir nuestros pactos con Il’Ya.

Podemos valernos por nosotros mismos y cumplir con nuestras obligaciones hacia Dios y el Tercer Mensajero. Sólo tenemos que ser lo suficientemente fuertes para creer en las promesas de los Mensajeros Divinos y siervos celestiales de la Manifestación Divina.

Debemos ser lo suficientemente fuertes para creer en el Mensaje de la Luz y compartirlo con los demás. Debemos ser lo suficientemente fuertes como para sostener la Religión de la Luz como un faro de salvación a todas las almas que claman a Dios en esta era final sobre el planeta Tierra.

Es fácil sentirse solo o incierto y es muy fácil perder tu camino cuando sientes que no hay nadie a tu lado para levantarte cuando te caes. ¡Comprendo esto, de verdad, lo hago! Pero les invito a abrir vuestros ojos y abrir vuestras mentes a todo lo que se ha estado desarrollando ante nosotros en estos últimos años en la Religión de la Luz. Les pido que vean la consistencia inherente de todo lo que ha sido revelado, que entiendan que hemos estado en una etapa de preparación para los eventos venideros, y que en esta era final, seremos llamados a ser los faros de luz para los demás porque esos siervos celestiales queridos habrán sido llamados de regreso a Casa una vez más, para seguir trabajando en otros reinos. Nosotros también debemos estar dispuestos a hacer nuestra parte. ¿Cómo hacemos esto? Tomando todo lo que ha sido revelado en serio. Si tenemos la Enseñanza Pura, apreciémosla, memoricémosla y vivamos de acuerdo con ella.

No os canséis ni os volváis fríos porque no tenéis a una Manifestación Divina en vuestra presencia o a un Santo Profeta o a Eones, etc. Ellos no dejan de existir porque no los veis o por que no sois capaces de comunicaros directamente con ellos. Imaginaos que tenéis a seres queridos que van a viajar a un país lejano, y para hacer esta analogía, no hay internet ni servicio de teléfono móvil. ¿Disminuiría vuestro amor y lealtad a medida que el barco navega fuera de vista? ¿O permaneceríais firmes en vuestra lealtad, pensando en el día en el que os volveréis a reunir?

Todos tenemos el potencial de ser lo suficientemente fuertes como para vivir el Mensaje de la Luz, valernos por nosotros mismos, después de que la Guía Divina dada por Dios ya no está presente entre nosotros para cogernos cuando caemos. Es en ese momento, somos nosotros, los fieles que aún están en este mundo, los que pueden y deben estar allí el uno con el otro cuando perdemos el ánimo y estamos en peligro de dejar el Camino. Somos nosotros los que debemos estar dispuestos a tender la mano a todos los que claman por la Luz Divina de Dios en esta era. Recordad: para los que están clamando a gritos a Dios, fuera de la Religión de la Luz, no habrá nadie más en el mundo que sirva a Dios para ayudarles.

Mis hermanos y hermanas, sean fuertes, incluso cuando el Maestro y Sus Siervos Celestiales se hayan ido. En verdad, ellos nunca se van. Sólo estarán sirviendo en otra parte de la Creación de Dios, una creación que todos vamos a experimentar muy pronto.

Santa Paz,

Netaji Lokmanya

Manifestaciones, Emanaciones, Mensajeros Divinos, el uso de “Mir” y “Mar”

Algunos de vosotros estaréis confundidos por los términos que utilizamos como “Mir”, “Mar”, “Manifestación”, “Mensajero Divino”, “Emanación”, etc.

Empecemos por el hecho de que todas las Manifestaciones que aparecen en este mundo vienen del Espíritu Viviente, que en sí mismo es una Emanación del Padre de la Grandeza.

Todas estas Manifestaciones del Espíritu Viviente son Mensajeros Divinos, y les llamamos “Mir” (del Persa Medio o pahlavi “Mihr” y “Mehr”), que significa “Señor”. Un ejemplo claro es la actual Manifestación Mir Izgadda (cuyo nombre significa “Señor Tercer Mensajero”).

Pero estos no son los únicos Mensajeros Divinos; también hay Mensajeros Divinos que son Emanaciones de las Manifestaciones, como por ejemplo Mar Mani. Para estas Emanaciones de las Manifestaciones, utilizamos el título “Mar” en vez de “Mir”, que significa lo mismo excepto que “Mir” se reserva sólo para las Manifestaciones. Entonces, aunque Mar Mani sí es un Mensajero Divino, al no ser una Manifestación, lo llamamos “Mar” en vez de “Mir”.

El título “Mir” también se utiliza para los tres primeros hijos de Mir Tarendra: 1) Mir Mahvar, 2) Mir Mehrshad, y 3) Mir Garendra.

Innumerables “Mirs” se han manifestado a lo largo de la historia, a veces hasta cientos de ellos en un día. Se manifiestan de forma espiritual, de tal manera que los seres humanos no les pueden ver con sus ojos, hasta que llega el momento de tomar un aspecto físico.

A continuación os doy una lista de “Mirs” a los cuales podéis llamar en vuestras meditaciones y peticiones:

  • Mir Aaron
  • Mir Aditya
  • Mir Ajahn
  • Mir Aloban
  • Mir Barana
  • Mir Benyamin
  • Mir Dharo
  • Mir Fratama
  • Mir Garren
  • Mir Gidal
  • Mir Ikara
  • Mir Izgadda (la actual y principal Manifestación; Tercer Mensajero)
  • Mir Jonathan
  • Mir Keter
  • Mir Mattai
  • Mir Michael
  • Mir Misho
  • Mir Mitra
  • Mir Nehri
  • Mir Roshn
  • Mir Samir
  • Mir Sandeep
  • Mir Saul
  • Mir Tagal
  • Mir Tarendra
  • Mir Thoma
  • Mir Tonpa
  • Mir Yonatan
  • Mir Yoshua

En Resumen

“Mir” se utiliza para

  1. Las Manifestaciones del Espíritu Viviente.
  2. Los tres primeros hijos de Mir Tarendra: 1) Mir Mahvar, 2) Mir Mehrshad, y 3) Mir Garendra.

“Mar” se utiliza para:

  1. Emanaciones de las Manifestaciones, como por ejemplo, Mar Mani.

Mensajeros Divinos pueden ser:

  1. Manifestaciones del Espíritu Viviente (el Hijo de Dios).
  2. Emanaciones de las Manifestaciones del Espíritu Viviente.

Exhortación al Esfuerzo Espiritual

Oh hombre de Dios, tú has venido a la Carretera; no caigas, porque los dioses te han deseado; has sido llamado, no dejes de escuchar. No mires hacia atrás nunca más – ellos no llevan un registro de lo que ha pasado, así que no pienses en lo que has hecho de manera olvidadiza. Esfuérzate hacia adelante, y Dios no te rechazará; pero si flojeas, recibirás sufrimiento. ¡Sé celoso para Dios, no te inmutes dentro de ti mismo! No prefieras la vida de este cuerpo a esta Vida eterna; pon el temor de Dios en tu corazón, y vivirás sin sufrimiento. Si te has resuelto a Amarme, pondré sobre ti la Túnica de la Gloria y la Guirnalda de la Victoria, porque has creído en la Verdad. ¡Oh, que grande es la alegría que se ha preparado para la Perfecta, la Novia del Rey!

 

Mis hermanos, no aflojéis en hacer el bien de noche y de día, porque lo que el hombre planta es lo mismo que cosechará. Yo mismo dejé la Tierra de la Luz y de la Felicidad Eterna, y por amor a vosotros he venido aquí, trayendo estos Árboles de la Virtud que plantaría en tu santa multitud. Cada uno de vosotros tiene que plantar estos Árboles en su corazón puro, para que los haga prosperar y crecer más alto. Si ahora os daríais cuenta en vosotros mismos de los frutos puros de la gran Luz Incomparable, tendríais que dar la bienvenida a todos los Árboles preciosos y dejar que ellos tengan todo lo que necesiten. ¿Por qué? ¡Porque, buena gente, es por medio de los frutos de estos Árboles que seréis capaces de libraros de las Cuatro Aflicciones, y todos los seres encarnados se salvarán de la mundanería y llegarán al fin, siempre victoriosos, al Reino de la Felicidad inmóvil ! Porque el que siembra su alma con buena semilla encuentra el regreso de nuevo a la Vida Eterna en la tierra de los Dioses.

 

Mirad, amados míos, no os dejéis seducir por las formas de este Gobernante, la Raíz de toda la maldad en erupción y el Campamento de todo odio. Pero protegeos de sus trucos y de sus ideas malvadas que habitan en vuestro cuerpo, para que no se mezcle con vosotros y arruine vuestra gentileza y lleve vuestra verdad por el mal camino a una mentira. Pero sed celosos y perfectos ante la Mente de la Verdad que se ha mostrado a si misma ante vosotros, para que podáis ser verdaderos de corazón y subir a lo más alto y heredar Vida desde la eternidad hasta la eternidad.

 

Porque todas las Almas que surgen en la carne humana y luego desaparecen son llevadas a los Eones grandes de la Luz, y hay un lugar de descanso para ellos allí en los Eones de la Grandeza. En cuanto a vosotros, mis amados, intentad por todos los medios para llegar a ser buenas Perlas y ser asignadas al Cielo por el Buceador de la Luz cuando él venga a vosotras y os lleve al gran Mercante Supremo, vuestro Descanso en la Vida para siempre.

 

Vosotros sois los Hijos del Día y los Hijos de la Luz; luchad un poco de tiempo, oh Hijos de la Luz, y seréis victoriosos; y el que evade su carga perderá su dormitorio! Apoyaros unos a otros, hermanos míos, no os inmuteis en absoluto; tenemos un Dios que cuida de nosotros, Él nos ayudará en Su compasión. ¡Es Jesús quien me ha ayudado, él te ayudará, amados míos! ¡Sed Refinadores y Salvadores de vuestra Alma que habita en todo lugar, para que la podáis conducir a la vivienda de los Padres de la Luz en el Nuevo eón en el Lugar de alegría!

 

¡La multitud se ha equivocado porque mira a un día lejano, pero vamos a hacer el bien hoy, para que nuestro camino sea radiante una vez más y no tengamos miedo dondequiera que vayamos! ¡No soñamos ni durmamos hasta que nuestro Señor nos cambie, su guirnalda en su cabeza y su hoja de palma en su mano, vestidos con el Manto de su gloria – y todos nosotros entremos en la cámara de la novia y reinemos junto con él!

 

— Capítulo 65 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees

 


Las Cinco Clases de Maestros

A veces los soldados del ‘Hombre Viejo’ son derrotados; después el pensamiento religioso de la Luz Amable entra en la Ciudad del Pensamiento Puro maravilloso ; en el Salón señorial que allí se encuentra coloca un Asiento para la Ley y se instala allí . Cuando la Luz Amable se mueve en la Ciudad del Pensamiento, es necesario saber que este Maestro predica la Ley Correcta maravillosamente; él siente placer en hablar acerca de las Tres Eternidades y las Cinco Grandezas de la Gran Luz, y desarrolla por completo todos los pensamientos por medio de su intuición sobrenatural. Luego, en su predicación de la Ley, hace hincapié en la Piedad.

 

Cuando la Luz Amable se mueve en la Ciudad del Sentimiento, este Maestro siente placer en hablar de los Palacios brillantes del Sol y la Luna, y desarrolla por completo el poder majestuoso; luego, en su predicación de la Ley, hace hincapié en la Sinceridad.

 

Cuando se mueve la Luz Amable en la Ciudad de la Reflexión, este Maestro se deleita en hablar de la Obediencia, el gran Siervo, y por medio de su intuición sobrenatural desarrolla por completo el silencio. Luego, en su predicación de la Ley, hace hincapié en la Alegría.

 

Cuando se mueve la Luz Amable en la Ciudad del Intelecto, este Maestro siente placer en hablar de las Cinco Luces, y por medio de su intuición sobrenatural desarrolla por completo la comprensión. Luego, en su predicación de la Ley, hace hincapié en el Aguante del Mal.

 

Cuando se mueve la Luz Amable en la Ciudad de la Razón, es necesario saber que el Maestro se complace en hablar de los Mensajeros de la Luz, pasado, futuro y presente; y con su intuición sobrenatural desarrolla la facultad de ser invisible o visible. Luego, en su predicación de la Ley, hace hincapié en la Sabiduría. Así, pues, el que es sabio en el estudio de tal Maestro sabe inmediatamente en que Reino se encuentra La Luz amable.

 

– Capítulo 64 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees