Tag: mensajeros anteriores

Mensajeros Anteriores

De tiempo en tiempo la Sabiduría y las Buenas Obras siempre han sido llevadas a la humanidad por los Mensajeros de Dios; era tras era los Mensajeros han sido enviados por Zurvan – Shitil, Zaratustra, Buda y Cristo.

 

El Mensajero de la Luz, el Luminar brillante, llegó a Persia a Gushtasp el Rey; eligió a los discípulos justos y veraces, y predicó su Esperanza en Persia. Pero Zaratustra, el famoso Maestro y Líder de la religión Mazdeísta, no escribió libros; sus discípulos que vinieron después de él se acordaban y escribieron las enseñanzas de los libros que ellos leen hoy en día; reveló las Dos Naturalezas que luchan entre sí. Le honraron más que a todos los otros Mensajeros; Zaratustra incluso fue enterrado en las tumbas de los Reyes, hicieron una vestidura real y le tumbaron honorablemente en un sepulcro en la tierra de los Hindúes.

 

Cuando el Buda llegó a su vez a la India, y Aurentes y los otros que han sido enviados hacia el Este, los discípulos han informado de que él también predicó su Esperanza y enseñó mucha sabiduría. Él escogió y completó sus iglesias y les reveló a ellos su Mensaje. Pero no hay sólo este hecho de que él no escribió su sabiduría en los libros; sus discípulos que vinieron después de él, fueron ellos los que recordaron algo de la sabiduría que habían oído del Buda y la grabaron en las Escrituras.

 

En otra época fueron enseñados por Jesús hacia el Oeste; y las religiones anteriores fueron verdaderas siempre y cuando los Líderes puros estaban en ellos. Después de la Revelación actual, esta Profecía en esta última edad, ha bajado a Babilonia a través de mí, Mani el Enviado del Dios Verdadero a las otras Sectas y las otras Herejías. Para cada uno de ellos me han hecho saber que su propia sabiduría y su escritura es la verdad que he presentado y mostrado al mundo. Yo las he escrito en mis libros de la Luz; pero lo que no he escrito recordadlo de acuerdo con vuestra capacidad y en la medida en la que lo sepais, y luego escribid un fragmento de la sabiduría abundante que habeis oído de mí, para que no sea dañada. Si lo escribís y admirais, entonces sereis iluminados en gran medida, y obtendreis beneficios y sereis liberados a través del poder de la Verdad.

 

– Capítulo 30 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees