Tag: Isho

La Visión Maniquea de la Crucifixión

crucifix-300x225

Este artículo es una traducción de un artículo originalmente escrito en Inglés por Mir Garendra. Si quieres leer el artículo en su idioma original, haz clic aquí para ir al Blog de la Religión de la Luz de Mir Garendra.

 ¿Creen los Maniqueos que Cristo padeció una crucifixión física y después una resurrección? ¿Estaba literalmente colgado en una cruz? Algunos escritos académicos dicen que los Maniqueos desprecian la idea de la Crucifixión – ¿es esto cierto?

Los Maniqueos hablan de la Crucifixión de tres maneras diferentes:

  • La Luz está crucificada, la Cruz de la Luz.
  • Isho (Jesús) fue crucificado (perforado, ahorcado) durante la era del Tabernáculo (la era de Moisés).
  • La “apariencia” de la Crucifixión en el siglo I E.C. en Judea.

Todas estas tres están relacionadas, con las dos últimas apuntando de vuelta a la Cruz de Luz.

También se habla de una cuarta crucifixión- la crucifixión de la malvada.

En la Epístola Fundamental de Mar Mani (6:8-9), está escrito:

De hecho, la malvada, que creía que había crucificado al Salvador, al Padre de los Justos, ella misma fue crucificada, en el momento en que se hizo una cosa y otra fue mostrada. Así, la gobernante de la oscuridad fue clavada a una cruz y lo mismo con sus amigas, que llevaban una corona de espinas y tenían un manto real; ella también bebió el vinagre y la hiel, la cual ellos imaginaron que el Señor había bebido. Y todo lo que el Mesías parecía aguantar fue realmente infligido sobre los líderes de la oscuridad, quienes también fueron heridos y contusionados con varillas y la lanza.

Crucifixión en el siglo I E.C. en Judea

Los Maniqueos sostienen que los seres humanos vivieron la Crucifixión de Cristo en Judea del siglo I E.C. en dos niveles diferentes. Los que eran los discípulos y compañeros más cercanos de Isho, sus Apóstoles, eran conscientes de la “apariencia” de una crucifixión. Sin embargo, para otros, entre los testigos de aquella época, la Crucifixión fue muy real, dolorosa y agonizante para Isho Makhayana (el Salvador).

Su Divina Presencia ha declarado: “Isho apareció tanto física como espiritualmente en el siglo I E.C., la mayoría de las veces siendo espiritualmente. Su principal apariencia física fue anterior, cuando se construyó el Tabernáculo .”

Las Escrituras Maniqueas

Leemos del Libro Sagrado Maniqueo de la Luz:

Tuma no dejó de predicarles y de hablarles a ellos acerca de Isho Mashikha de quien las Escrituras proclamaron que había venido al mundo, que fue crucificado y que resucitó al tercer día de entre los muertos. (Hechos de Mar Tuma)

Y de nuevo leemos en los Hechos de Mar Tuma:

Y Él fue llamado el hijo de María, la virgen, y fue llamado el hijo de José el carpintero. Aquel cuya pequeñez la contemplamos con los ojos de nuestro cuerpo, pero su grandeza la recibimos por la fe, y la vimos en sus obras cuyo cuerpo humano lo sentimos también con nuestras manos, y su aspecto lo vimos transfigurado con nuestros ojos, pero no fuimos capaces de ver Su semblante celestial en el monte. (ibid)

Si creéis en Isho, pasaréis más allá de la muerte y llegaréis a la vida. Los Mensajeros Divinos han venido en muchas épocas y lugares diferentes en el mundo, uno de ellos llamado Isho.

Isho es el nombre de uno de los Mensajeros Divinos que apareció en la tierra de Israel. El propio nombre de Isho significa salvación. (Las Enseñanzas de Mir Izgadda)

Su Divina Presencia también ha utilizado el término “apariencia”, en referencia a la Crucifixión, que tuvo lugar en Judea. Su uso del término “apariencia” es lo mismo que decir “como les pareció a algunos.”

Tutankamón y Cristo

tutankhaten-218x300Los Maniqueos creen que Tutanjatón (Tutankamón) e Isho son el mismo ser, apareciendo en diferentes períodos de la historia de la humanidad. Los Apóstoles de Cristo eran conscientes del hecho de que Isho ya había tenido un cuerpo físico en el antiguo Egipto durante la era del Tabernáculo y que su cuerpo había sido crucificado (perforado y colgado) por el sacerdote malvado Pinhas (Panehesy). Esta fue una crucifixión física y ha sido parte de los textos tradicionales de los Esenios – esos textos son llamados Segundo Pilar, o Tradición. Algunos de los relatos históricos que aparecen escritos en lo que los Cristianos llaman el Nuevo Testamento fueron relatos que tuvieron lugar en el antiguo Egipto durante y después del relato Bíblico del Éxodo.

La Religión de la Luz siempre ha creído que Isho el Mesías y el Salvador, cuando apareció como Tutanjatón, tuvo una muerte horrible y dolorosa. Ahmed Osman escribe que “es claro del estado de sus restos que Tutankamón no murió de causas naturales, pero debió de haber sido expuesto a una tortura física severa, cuando fue ahorcado.” (Ver referencias más abajo).

Cristo – Tanto Físico como Espiritual

En cuanto al Isho del siglo I E.C. en Judea, como ha dicho Su Divina Presencia, la aparición fue vista “tanto física como espiritualmente” por varios individuos. Él tomó un cuerpo físico cuando era necesario, pero en otras ocasiones, fue de una naturaleza espiritual.

Un ejemplo de esto es el relato de Mar Tuma examinando la “herida” en el lado de Isho después de lo que les pareció a algunos que fue una resurrección. (Véase Juan 20 : 27-29 del “Nuevo Testamento”).

Quienes están familiarizados con el relato de la resurrección de Juan, también sabrán que Isho tuvo el aspecto de otra persona después de su resurrección. (Véase Juan 20: 14, 15). Cristo fue un ser espiritual capaz de asumir diferentes imágenes y formas como lo ha hecho durante siglos.

Historia

egypt-300x235Para una perspectiva histórica, véase el trabajo de Ahmed Osman Cristianismo – Una Religión del Antiguo Egipto, Bear and Company, 1998, 2005, páginas 109, 111, 131, 138, 175. (Véase también, entre otras obras de Osman, Jesús en la Casa de los Faraones – Las Revelaciones Esenias sobre el Jesús Histórico, 1992/1994).

Aunque los Maniqueos no creen que todas las declaraciones de Osman sean del todo exactas, la mayor parte de sus puntos de vista han sido siempre compartidos por los Maniqueos y otras comunidades espirituales de la Religión de la Luz, por ejemplo, los Atonistas y los Esenios.

Tutankamón – Cambio de Nombre y Culto de Atón

Algunos documentos de origen Maniqueo hablan de Tutanjatón cambiando su nombre por el de Tutankamón. Sin embargo, esto no es tan claro como parece. Tutanjatón no hizo ésto por su propia elección. Después de la Crucifixión, su nombre fue cambiado por los escribas Egipcios, como era la práctica habitual en aquella época cuando trataban de cambiar la historia y los hechos. Como la mayoría de los historiadores y Egiptólogos saben, incluso algunas estatuas, nombres, y ciertos jeroglíficos han sido raspados para ocultar la historia.

“A pesar de los intentos de ocultarlo, la memoria de Josué/Jesús vivió a través de una serie de profetas Israelitas que finalmente establecieron la comunidad Esenia tras el regreso del Exilio de Babilonia. Vivió también en Egipto dentro de los cultos de Osiris y Hermes Trismegisto que produjeron el movimiento Gnóstico Cristiano al principio de la era Cristiana.” (Osman)

En relación con el tema que nos ocupa, algunos documentos Maniqueos también han declarado que Tutanjatón se comprometió con los falsos líderes religiosos que afirmaban representar a Amón sobre el tema de permitir la adoración de otros dioses en la religión organizada del Atonismo – una forma de la Religión de la Luz establecida en aquellos días por Ajenatón (Moisés), que todavía existe en la actualidad. Sin embargo, el hecho es que Tutanjatón no hizo tal compromiso. Una explicación más clara de este tema es que Tutanjatón declaró que los Egipcios podían honrar a estos “dioses”, pero sólo con la comprensión adecuada de que tales imágenes no son más que representaciones físicas de diversos seres celestiales y características del Padre de la Grandeza, el Único Dios Atón.

En Conclusión

El principal foco de los Maniqueos en cuanto a la Crucifixión es en referencia al hecho de que la Luz ha sido atrapada dentro de la materia. Para los Maniqueos, esta es la Crucifixión. Todo lo demás en torno a las diversas Crucifixiones de Isho se centran en ese mismo hecho.

Esto se conoce como “Jesús Patibilis” en Latín. Según el pensamiento Maniqueo ortodoxo, este es el sufrimiento de la Luz – su crucifixión – cada día que está atrapada dentro del mundo físico.

En resumen, los Maniqueos creen en la Crucifixión de Cristo, y que tal Crucifixión apuntaba de vuelta al evento cuando la Luz fue crucificada dentro de la materia (el mundo físico). Los Maniqueos no desprecian la Crucifixión, sino más bien, desprecian mentiras y otras falsedades sobre nuestra fe escritas por personas que no están bien informadas. También hay ciertas sectas Maniqueas de hace muchas épocas que mantenían algunas doctrinas que no estaban en consonancia con las que fueron enseñadas inicialmente por el Santo Profeta Mani.

También es un hecho que los Maniqueos desprecian el hecho de que la Luz ha sido crucificada y es dañada a diario, especialmente por aquellos que no tienen respeto por los seres vivos.

En cada era, la Sabiduría y la Enseñanza Pura siempre se han traído a la humanidad por los Mensajeros de Dios.

En la disposición divina, el Espíritu Viviente se manifiesta en diversas épocas como Mensajeros de la Luz para el beneficio de toda la humanidad.

En numerosas ocasiones a lo largo de la historia, mi siervo Mani Khaila ha ofrecido su propio cuerpo físico como un vaso para mi presencia para estar con vosotros y enseñaros el Camino de la Verdad. (Las Enseñanzas de Mir Izgadda)

Los Maniqueos también creen en la resurrección de Cristo, pero en el sentido de que ha sido “resucitado” en numerosas ocasiones apareciendo a lo largo de los siglos en diferentes formas e imágenes para la salvación de toda la humanidad, para enseñar un camino de regreso al glorioso Hogar donde la Luz existía originalmente dentro de la Presencia del Padre de la Grandeza, que emanaba Su gracia mediante la manifestación del Espíritu Viviente.

Todos los Mensajeros Divinos son en última instancia del mismo origen – el Espíritu Viviente, que es una emanación de la Compasión del Señor del Cielo.” (Las Enseñanzas de Mar Mani Khaila).

El Profeta Mani sobre la Crucifixión

book-146504_640-300x199El Mensajero no fue allí para mostrar su Imagen a los Gobernantes en el mundo para que todos los Gobernantes y Autoridades pudieran diseñar una forma de su Imagen, sino que vino por el bien de su Alma y de su Hijo crucificado en el Todo, para darle la vida y para hacerle una vía de escape, para liberarlo de toda cadena y de todas las ataduras en las que estaba encadenado y atado, y para salvarlo de la aflicción. (Karuzuta d’Mar Mani)

Lo levantaron sobre el madero de la Cruz, lo crucificaron en la Cruz junto con los ladrones; lo bajaron de la Cruz y lo pusieron en la tumba; pero después de tres días resucitó de entre los muertos. (Karuzuta d’Mar Mani)

Has hecho de la Cruz un Bema para ti y has dado la Ley sobre él. (Karuzuta d’Mar Mani)

Plegaria de las Emanaciones

Plegaria de las Emanaciones

1. Antes de Recitar la Plegaria de las Emanaciones: De pie, de cara al Sol durante el día y de cara a la Luna de noche, lavar las manos, los brazos y la cara con agua corriente, usando un recipiente dedicado sólo para este propósito. Las oraciones pueden ser recitadas tanto al aire libre como dentro de un edificio/casa.

2. Postrado, uno dice: Alabado seas, Oh bendito de la Luz, Mani nuestro Guía Reconfortante; desde la Raíz de la Luz y la Rama de la Vida, eres como un árbol poderoso que trae la curación.

3. De pie, uno dice: Oh bendito de la Luz, Mani nuestro Guía Reconfortante; desde la Raíz de la Luz y la Rama de la Vida, eres como un árbol poderoso que trae la curación.

4. Inclinándose, uno dice: Señor del Cielo, me inclino hacia abajo y te alabo con un corazón puro, Oh Dios Grande, el Padre de la Luz y la Causa de su existencia.

5. Alabado seas, y también toda Tu Grandeza, y Tu Reino de Luz, y los Benditos Mensajeros, a quienes Tú has convocado.

6. Alabados sean Tus ejércitos y Tus piadosos y Tu Palabra y Tu Grandeza y la paz que Tú das. Amin.

7. De pie y recto, uno dice: Alabado seas porque Tú eres el Dios que eres toda la verdad y la vida y la santidad. Amin.

8. Esta es la Plegaria de las Emanaciones, también conocida como la Oración de las Corrientes, que es rezada tanto por los Oyentes como por los Elegidos, pero es un deber para los Oyentes.

9. (Recitar en voz baja) Bendito es aquél que rece con esta oración a menudo, a diario, o para los Oyentes por lo menos en el tercer día (Martes), con un corazón puro y discurso sincero, rogando por el perdón de los pecados cometidos.

10. (Recitar en voz normal con las manos levantadas, las palmas encarando al cielo del Este) Adoro y glorifico a Abba d’Rabbuta (el Padre de la Grandeza) de la Luz con pensamiento puro. Con palabra inocente Tú eres glorificado y honrado: Tú y Tu majestad y Tus eones completamente benditos. Porque Tú en la gloria has perfeccionado su fundación. Tu Poder y Gloria y Tu Luz y Palabra y Tu Majestad y los eones de afirmación y Todo tu consejo son glorificados. Porque Tú eres Il’Ya, la Fundación de cada gracia y vida y verdad.

11. (Con las manos entrelazadas ante el pecho) Honro y glorifico a todos los seres divinos, a todos los ángeles, a todos los esplendores, a todas las luminarias, a todos los poderes: Aquellos que son del Gran y Glorioso Padre, aquellos que subsisten en Su Santidad, y en Su Luz son nutridos, purificados de toda oscuridad y malicia y maldad.

12. Honro y glorifico a los grandes poderes, a los ángeles iluminados: Aquellos que avanzaron por su propia sabiduría y sometieron a la oscuridad y a sus poderes despiadados, los cuales estuvieron preparados para luchar contra el soberano de todo; éstos son aquellos que crearon los cielos y la tierra y ataron en ellos a toda la sustancia del desprecio.

13. (Con las manos levantadas y las palmas encarando al cielo del Este) Adoro y glorifico al Hijo de la Grandeza, la Mente Luminosa, Melekh Makhayana (Rey y Salvador): el que vino de los eones exteriores a la creación superior, y de aquélla a esta creación inferior; y habiendo anunciado incomparablemente Su sabiduría y los misterios inefables a la gente sobre la tierra, y habiendo mostrado al universo entero el Camino de la Verdad, y habiendo enseñado en todas las lenguas, y habiendo distinguido la Verdad de la mentira y la Luz de la oscuridad y el Bien del mal y a los Justos de los malvados. De Ti, Oh Makhayana (Salvador), toda gracia ha sido conocida por el universo, y la vida junto con la Verdad ha sido interpretada a todas las tribus en todas las lenguas. Él Mismo se convirtió, para las almas vivientes, en el Redentor de la obligación de las ataduras hostiles.

14. (Con las manos levantadas, las palmas encarando al cielo del Este, con la cara mirando al suelo) Adoro y glorifico a Ilaha Khaya (el Dios Viviente), virtuoso y verdadero: el que con Su propio Poder levantó todas las cosas, la disposición cósmica superior y la inferior.

15. (Con las manos levantadas, las palmas encarando al cielo del Este) Honro y glorifico a las grandes luminarias, tanto al Sol como a la Luna, y a los poderes virtuosos que hay en ellas: Las cuales por la sabiduría vencen a los enemigos e iluminan toda la disposición cósmica, y del todo observan y juzgan a los mundos y del todo conducen a las almas virtuosas al gran eón de Luz.

16. Honro y glorifico a las Cinco Grandes Luces: a través de las cuales todo el universo empezó a existir y a través de las cuales los cielos y la tierra y a través de las cuales por participación la potencia y la belleza y el alma y la vida están presentes en todo. Y sin éstas el universo no podría existir.

17. Honro y glorifico a todos los seres divinos, a todos los ángeles, los vivientes y puros: quienes sostienen toda esta creación con el permiso de la Gran y Virtuosa Luz, quien gobierna a todos aquellos que ahora están cantando estos himnos.

18. (Gira la cara al Oeste) Honro y glorifico a todos los ángeles iluminados: quienes dominan la totalidad del universo y someten a todos los demonios y a todo mal, protegiendo la justicia y defendiéndola de los demonios malvados y haciendo crecer el bien en ella.

19. (Gira la cara al Norte) Honro y glorifico a todos los justos: aquellos que escapan de todo mal, aquellos que tanto han existido antes, existen ahora, están llegando a existir y están listos para llegar a existir porque ellos han reconocido la Verdad y toda excelencia; a los castos y a los constantes para que todos aquellos a los que he honrado y glorificado e invocado puedan asistirme y bendecirme con favor y puedan liberarme de toda atadura, restricción y opresión y darme acceso al gran eón de Luz, al que todos los sabios y rectos en juicio esperan entrar, donde la paz y los más puros de los buenos gobiernan, donde no hay percepción del mal sino que están presentes la ambrosía y la vida eterna, donde todos los habitantes están sin ninguna necesidad y no experimentan ni muerte ni corrupción.

20. (Arrodillarse, con las manos entrelazadas, encarando al Este) Abba d’Rabbuta, me arrepiento ahora, rezando para ser liberado del pecado.

21. (Con las manos sobre la cara, cubriéndose los ojos) Abba d’Rabbuta, perdona mis pecados y elimina mi culpa. Amin

22. (En voz baja) Amin, Amin.

{La Plegaria de las Emanaciones, también conocida como la “Oración de las Corrientes,”editada y traducida de un manuscrito del siglo cuarto C.E. por Jenkins, adaptado por Iain Gardner y Samuel N.C. Lieu (Derechos de Autor), Cambridge University Press; esta edición ha sido adaptada y basada en la tercera revisión por M.S., siendo la cuarta revisión para la segunda edición del Libro Sagrado de la Luz.}