Tag: el último juicio

El Juicio Universal

Y entonces el Dios del Reino de la Sabiduría enviará Enviados a Oriente y Occidente; irán y recogerán a la humanidad – el Consolador y también los Oyentes; mientras que los malhechores, con aquellos de la misma malicia, llegarán ante el Señor de la Sabiduría. Además los demonios entrarán en su presencia, rendirán homenaje y llevarán a cabo sus órdenes. Ellos se apresurarán y hablarán así: “¡Somos imitadores de nuestros Dioses, y todos creen en esta doctrina que enseñamos a la humanidad, pero ellos seguirán en el amor de hacer el mal!” Además, los Elegidos que no pueden creer en la Religión, él también se venderá a si mismo a ellos. En ese momento, cuando las cosas en el mundo sean así, los Justos y los Pretendientes por igual serán procesados en la tierra y en el cielo.

 

Entonces los Justos dirán: «¡Oh Nuestro Señor, si tenemos algo oculto lo diremos ahora en tu presencia!” Para ellos el Dios del Reino de la Sabiduría les hará esta respuesta, “¡Miradme a mí y sed felices, mis hermanos y mis miembros! Porque tenía hambre y sed y distes comida y bebida, me había vuelto desnudo y fue vestido por ti, estaba atado y fui liberado por ti, y me convertí en un extraño y en un sin techo, pero fui tomado por ti dentro de la casa.” De tal manera ellos, los Justos y los Ayudantes se prostrarán y luego hablarán así: “Oh Señor, tú eres un Dios Inmortal al que ni la Codicia ni el deseo te pueden vencer, que se hace ni hambriento ni sediento, y el sufrimiento nunca llega sobre ti. ¿Cuándo fue que hicimos este servicio? “Entonces el Señor les dirá, “Todo lo que habeis hecho me lo habeis hecho a mi; ¡a vosotros os daré los frutos del Paraíso!” Él les dará una gran alegría. Aquellos a quienes él ha llamado al Reino de la Luz, su Justo y sus Vírgenes, él los ha hecho como los Ángeles.

 

Las ‘Cabras’ que están a su mano izquierda verán la Esperanza que él ha dado a los de su derecha; su corazón se alegrará por un momento, mientras que ellos piensan que la victoria de la ‘Oveja’ les llegará a ellos también. Luego se volverá a los que están a la izquierda, y les hablará y les dirá: “¡Apartaos de mí, malditos! ¡Id al Fuego hecho para el Enemigo y sus Poderes, porque yo he padecido hambre y sed, pero nunca ninguno de vosotros me ha ayudado!” A continuación él pondrá a Ángeles a cargo de los pecadores y ellos se los llevarán para mantenerlos y los tirarán al infierno. En cuanto a la “Muerte” el Enemigo, él entrará en la cadena en el calabozo de las almas de los que niegan y blasfeman, los que han amado la Oscuridad, y habrá noche oscura sobre ellos.

 

– El Capítulo 86 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees