Tag: acción de gracias

Acción de Gracias a Mani

Adoremos a nuestro Padre bueno y honremos al poderoso Salvador, porque él nos ha revelado todo, nos ha enseñado todo, los ha extendido a todos ante nosotros; él nos ha dado el conocimiento del Principio, él nos ha enseñado los misterios del Medio, junto con la separación Final y destrucción de los universos que fueron preparados para los cuerpos y el Espíritu. Nuestro Padre, nuestro Mensajero no nos ha permitido carecer de ninguno de ellos; siempre y cuando se encontraba en medio de nosotros él nos daba una mano, ayudándonos en gran medida; incluso el mismo día de su partida dejó sus bienes para los huérfanos y las viudas . Las multitudes han sido testigos de él, todos los mensajeros han hablado de él, los profetas han predicado sobre él, su fama se ha extendido en todo el mundo, su principio es en todas las religiones.

 

Oh Padre, Dios líder verdadero, te bendecimos, las adorada de las Almas concediendo visión y conocimiento. ¡Bendito, bendito seas, Dios bueno que instruye! A través de vosotros viajamos juntos por medio de la visión bienaventurada de las palabras de la oración. Tú, nuestro Padre, eres la Raíz de todas las sabidurías; a través de la voluntad del Padre, Oh amados, vosotros habeis  extendido sobre nosotros este poderoso don de vuestro Conocimiento, nos habeis predicado a todos nosotros vuestra Sabiduría, nos habeis enseñado lo que solía ser, lo que es, y lo que será; nos habeis rescatado de la Oscuridad. Todos los misterios se han cumplido en ti, nuestro Padre, y ahora todas tus iglesias están cumpliendo tu misterio; hoy damos nuestra rosa como estos árboles frutales, para que pueden llegar a ser para nosotros una corona y sea posible que tú la coloque sobre nosotros.

 

¡Oh poderoso Poder, Sabiduría llena de Vida, gran Comandante primogénito! ¡Dios de nuestra vida, mi Señor Mani, nuestro Señor de la bondad querida, quien por piedad asumió una apariencia mundana manifestando ante nosotros el Signo visible, la Palabra Viviente Perfecta, vístenos con la Túnica de la Luz! ¡Oh glorioso Mani, gran Dios y Salvador, tú eres Absolución entera, la Predicación de la Vida, el Enviado de los de arriba! Las Tres Ruedas te glorifican a ti, el Viento y el Agua y el Fuego, que a diario ascienden del Abismo. El Amor que muere es esta Oveja que se había encadenado al Árbol; el Pastor que la busca es la Sabiduría reveladora; ¡no te cansas, Oh Sabiduría, no te rindes, Oh Amor!

 

¡Bendecimos tu Gemelo de Luz, Cristo el autor de nuestro bien, a saber, nuestro Señor Mani, el Espíritu de la Verdad que ha venido desde el Padre, el Defensor quien Jesús ha enviado, el gran Conquistador, nuestro Señor, nuestra Luz, quien ha dado a sus seres queridos la victoria! Has venido en son de paz, Oh nuevo Sol de las Almas; ¡confiamos en tu misericordia, porque te giras rápidamente y muestras compasión! ¡Tu brillas, Oh imagen alegre a semejanza del Sol, tú Líder de la Verdad de la misma forma que el Dios Zurvan!

 

Tú nos has hablado de todos los misterios a nosotros, Oh Dador de las corrientes de todas las revelaciones, y te damos gracias, Padre nuestro, con grandes reconocimientos de que tú nos has hablado con franqueza acerca de todo. Tú nos has dado grandes efusiones del Conocimiento, para que podamos dar una parte de ellos para éstos que nos escuchan. Este es el único regalo que tenemos con que satisfacerte, que nos confirmamos en tu Padre y permanecemos en tus
Mandatos y estamos de acuerdo en tu Palabra que nos has hablado a nosotros.

 

– Capítulo 91 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees