Apegos

Capítulo 5.
Apegos

1. Una persona puede comenzar a caminar en la pureza y en la verdad cuando se despierta y deja de tener apegos a este mundo.

2. Apegos a las cosas del mundo son como cadenas que os atarán a una eternidad en la oscuridad.

3. Cuando no podéis abandonar los apegos, sois como un ancla que se ha roto de su conexión a un gran barco
y se ha hundido hasta el fondo del océano profundo y ha sido olvidada por el capitán del barco.

4. Hijos míos, el barco del que hablo es el Barco de la Vida que es la Religión de la Luz que es capaz de
traer la salvación a toda la humanidad.

5. El océano profundo es el mundo que seduce a la humanidad a hacer toda clase de males y está lleno de oscuridad.

6. El capitán del barco es el Espíritu Viviente que viene a transportaros a la Otra Orilla, donde hay Jardines de Luz donde no se puede encontrar la oscuridad – ni siquiera una sombra.


Las Enseñanzas de Mir Izgadda