Lecturas del Libro Sagrado para el Viernes, 20 de Marzo, 2015

Naw Ruz, Proclamación de la Profecía de Mar Mani; Luna Nueva

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Enseñanzas de Mir Izgadda Capítulo 1

Abba d’Rabbuta (El Padre de la Grandeza)
1. Gloria y victoria a Abba d’Rabbuta*, el Dios de la Verdad. Los Hijos de la Luz tienen que adorar al Gran Padre.
* (El Padre de la Grandeza, El Primer Padre)

2. Alzad vuestra voz cantando al Padre de la Grandeza, porque Él es la Verdadera Fuente de la Luz y de la Verdad, el Gran Consolador que da descanso en Sus alas.

3. Que todos los que invocan el Nombre de nuestro Dios en verdad tengan un Shabta bendito.

4. Abba d’Rabbuta, el Dios Supremo, está más allá de la creación – afuera del espacio y del tiempo y vive más allá de los cielos.

5. Abba d’Rabbuta no siempre se involucra a Sí mismo en los asuntos de la creación; en su lugar, Dios Todopoderoso ha nombrado a sirvientes celestiales para Sí mismo quienes ayudan a la humanidad en diversas funciones.

6. Ningún ser humano ha visto al Gran Padre, pero Él se da a conocer a Sí mismo a través de Su Hijo Viviente que sirve como un espejo de Abba d’Rabbuta.

7. La humanidad, en su estado caído, mientras esté en la carne* es incapaz de ver a Abba d’Rabbuta sin morirse.

* (el cuerpo)

8. Servid al Gran Padre de todo corazón – no sólo bajo mandato, sino por el deseo de vuestro propio corazón.

9. El Gran Padre no abandonará a ninguno de los que andan en la Verdad.

10. Su Hijo y Sus diversos sirvientes celestiales – los Cinco Hijos Brillantes – y los Elegidos Intercesores llevan las oraciones y peticiones de los Hijos de la Luz al Trono del Altísimo que está más allá de los cielos y presentan tales oraciones y peticiones a Abba d’Rabbuta.

11. Está prohibido crear cualquier tipo de imagen o estatua de Abba d’Rabbuta. El Gran Padre está más allá del tiempo y de la creación y es invisible a los ojos humanos.

12. La creación de cualquier imagen o estatua de Abba d’Rabbuta es una forma de idolatría.

Segunda Lectura Evangelio de Mar Mani Capítulo 1

1. Hay dos Principios- Dios y la Materia, la Luz y la oscuridad, el Bien y el mal – en todos los sentidos totalmente opuestos, porque uno no comparte nada con el otro, Dios siendo bueno y teniendo nada en común con el Mal.

2. En la antigüedad no había ni cielos ni tierras sólo existían la Luz y la oscuridad, una separada de la otra.

3. La naturaleza de la Luz es la Sabiduría, la naturaleza de la oscuridad es la ignorancia; en todos sus movimientos y en todos sus descansos no hay ningún caso en el que estos dos Principios no estén opuestos.

4. Dios es más Bueno que la Materia es malvada.

5. Porque aunque la Luz es un Árbol bueno lleno de frutos buenos, la materia es un árbol malvado que da frutos de acuerdo con su raíz.

6. Ahora, los frutos de esa raíz malvada son adulterios, fornicaciones, homicidios, avaricia y todas las acciones malvadas que Dios no ha planeado.

7. Es como cuando dos reyes están luchando uno contra otro, siendo enemigos desde el principio, y teniendo cada uno su propiedad propia.

8. Ahora, el Principio del Bien habita en la Región de la Luz, y se llama el “Padre de la Grandeza” (Abba d’Rabbuta), y Sus Cinco Tabernáculos habitan con Él: Razón, Mente, Inteligencia, Pensamiento, Comprensión; y la Luz no tiene límite desde arriba, ni a la derecha ni a la izquierda

9. Y alineados con Dios hay otras Potencias, como siervas, todas buenas: la Brillante y la Luz y la de Arriba– todas ellas están con Dios.

10. Pero el principio del mal, llamado el “Rey de las Tinieblas”, él habita en su tierra oscura, en sus cinco mundos: Humo y Fuego y Viento Caliente y Agua Peligrosa y Penumbra; la oscuridad no tiene límite por abajo, a la derecha o a la izquierda. Y con la Materia están lo Sombrío lo Oscuro, y el de Abajo y otros como ellos, todos malvados.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”