Lecturas del Libro Sagrado para el Viernes, 2 de Enero, 2015

Día de los Diez Mandamientos

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 90

Peleando Contra el Creador

1. El que se pone a sí mismo entre el Creador y la humanidad, trayendo muerte a su hermano, pelea contra su Creador.

2. Cualquiera que intente hacer la guerra contra el Creador será acusado de alinearse con la malvada y de tal manera perderá la oportunidad de salvar su alma.

3. Enseñar herejía dentro de la Asamblea de los Justos, propagar rumores y participar en chismes sobre los preciosos hermanos se equipara a hacer guerra contra el Padre de la Grandeza.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 15

1. La Fuente de toda bendición y de todas las oraciones es la Ima d’Khaya (Madre de la Vida), la Primera Madre que ha venido del Padre y apareció por primera vez, la Gloriosa que es la Fuente de todas las Emanaciones que han venido a este mundo.

2. Sepan que los granos de polvo de la tierra pueden ser medidos, con todo el universo, uno puede contar el polvo de la tierra año tras año y el número de los granos de arena del mundo entero; pero la longitud de tiempo que el Gran Espíritu pasó en el Padre, el Primero, eso uno no puede contar.

3. Primero, la formó de esta manera, la mantuvo en Sus Aposentos internos en calma y en silencio; pero cuando era necesitada, entonces la llamó y salió de Abba d’Rabbuta; ella cuidaba de todos sus Eones de la Gran Luz.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”