Lecturas del Libro Sagrado para el Sábado, Noviembre 15, 2014

Primer Shabta

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 42

Hipocresía

1. No hagáis vosotros lo que detestáis en otra persona.

2. No voy a tolerar a un hipócrita en la Asamblea de la Verdad – porque su boca es como un pescado podrido que está rodeado de moscas y es detestable para todos aquellos que siguen el Camino de la Justicia.

3. El hipócrita siempre juzgará a los demás basándose en sus miedos personales y en su falta de conocimiento, pero el hombre o mujer de la virtud siempre tratará de comprender las acciones de los demás antes de hablar.

4. No seáis como los líderes religiosos del mundo que viven en la hipocresía.

5. Más bien, viviréis humildemente y siempre trataréis de hacer la Voluntad del Padre que mora en el cielo de los cielos – esa morada gloriosa por encima de toda la creación.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 62

1. Bienaventurado el hombre cuyo corazón no le condena; el hombre fiel a Dios se juzga sólo a si mismo

2. Si por casualidad fueras a dar una lección a los demás, hazla antes de darla.

3. No te adornes por fuera mientras estás podrido en tus entrañas;

4. No te esfuerces en agradar a los hombres y luego te conviertas en un enemigo de Dios;

5. No des descanso a tu cuerpo y luego pagues el castigo con tu Alma.

6. Mar Mani dice: “Hermanos míos, amadme con vuestro corazón, no me agradéis sólo con los labios; ¡los niños del labio son borrados, los hijos del corazón permanecen!

7. No seáis como el granado cuya corteza es de color brillante en el exterior mientras se está pudriendo por dentro;

8. No seáis como las tumbas de los muertos que de hecho son blanqueadas, pero que dentro se encuentran llenas de carroña;

9. No seáis como las sillas de montar caballos, porque por fuera, en efecto, llevan los tejidos de Babilonia (telas de lujo), ¡mientras que en el interior están llenas de paja!

10. Por mí, sed como un vaso de vino, colocado firmemente en su estante, porque mientras que el exterior es una pieza de barro, ¡en el interior hay un vino aromático!”

Tercera Lectura: Malpanuta Mar Mani Khaila Capítulo 20

Señales

1. Hay muchas señales con las que nos encontramos en nuestras vidas cada día. Algunas de estas señales nos enseñan que tenemos que tomar precaución, mientras que otras nos dicen directamente que tenemos que parar todo en seco.

2. Por otro lado, otras nos enseñan que debemos ir más despacio, y sin embargo hay otras que nos dicen ir hacia adelante.

3. Si no prestamos atención a estas señales podemos, de hecho, no encontrarnos en la situación más deseable.

4. Por ejemplo, si estás conduciendo por una carretera y te acercas a un cruce muy concurrido y decides ignorar la señal de stop, es probable que te causes daño no sólo a ti mismo, sino también a los demás.

5. Hacer caso omiso de la señal de stop puede incluso causar más que un simple golpe o moretón en tu frente.

6. Sin embargo, aunque es de gran importancia prestar atención a las señales de la calle, las luces de advertencia y las señales de dirección, los que son adeptos verdaderamente dedicados a la Religión de la Luz son muy conscientes de que hay señales espirituales que nos proporcionan con guía divina del Gran Padre, de Su Presencia Divina Mir Izgadda y de los Siervos Celestiales.

7. Estas señales espirituales son las palabras y las enseñanzas que con amabilidad nos da el Hijo de Dios, Mir Izgadda el Maestro Mundial. Estas señales pueden ser consideradas como “señales de dirección.”

8. Cuando tengas necesidad de dirección, Mir Izgadda proporciona la dirección espiritual que necesitas. Él no se limita a darnos consejos o sugerencias, sino que nos proporciona una guía sobre cómo caminar con Él y cómo acercarse a Abba d’Rabbuta.

9. ¿Estás prestando atención a las señales? ¿Estás sentado a los pies de nuestro Maestro, Mir Izgadda y absorbiendo cada palabra que habla?

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”