Lecturas del Libro Sagrado para el Sábado, 9 de Agosto, 2014

Cuarto Shabta/Día de los Escribas

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin.”

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 37

El Libro Sagrado de la Luz (Ketava Kudsha)

1. El Libro Sagrado de la Luz es una entidad viva. Está impregnado del Espíritu de Luz y Vida.

2. El Libro Sagrado de la Vida viviente existe para que cualquier hijo de Dios pueda tener el conocimiento adecuado del Camino de la Luz y para defender la Verdad.

3. El Libro Sagrado es también llamado el Libro de la Creación, porque da a la humanidad la esperanza de una Nueva Creación, por lo que también es llamado el Libro de la Vida.

4. El Libro Sagrado de la Luz contiene entre sus páginas el Espíritu de la Verdad activo y de tal manera debe considerarse con sumo respeto.

5. Si de verdad buscáis la Luz, buscaréis en las páginas sagradas del Libro Sagrado de la Luz y hallaréis la paz, el descanso y la vida eterna.

6. Estudiad el Libro Sagrado para que estéis adecuadamente equipados para manejar las palabras sagradas de la verdad correctamente y para servir como una defensa de la Luz de Dios.

7. Que cada persona que lleva el nombre de la Religión de la Luz dentro del alma, estudie con diligencia las Escrituras de la Fe a diario para que cada uno sea competente para ejercer como una representación adecuada de la palabra de la verdad por hablado y por escrito.

8. El Libro Sagrado de la Luz contiene en sus páginas alimento espiritual adecuado para cada niño, mujer y hombre.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 47

1. Si os fortalecéis a vosotros mismos y os aferráis los unos a los otros y en la unidad os ponéis de pie sobre esta Verdad Viviente que ha sido visible para vosotros, entonces todos vosotros, desde pequeños a mayores, podéis conquistar el pecado* que os opone.

*[oscuridad]

2. Pero si os dividís sobre esta Verdad ¿qué no puede suceder? Seréis a la vez divididos por ella y también subyugados bajo la mano de la maligna, y seréis humillados también bajo los poderes* que os oponen.

* [agentes de la maligna]

3. Hermanos míos, limpiémonos de todas las contaminaciones, porque no sabemos la hora cuando el Esposo nos convocará y heredaremos el Reino.

4. El mundo estará lleno de gloria, toda la tierra contendrá a los justos: los de la tierra habitarán en paz, ya que de ahí en adelante no habrá más rebelde, ni se pronunciará nunca más un nombre de pecado; los ricos en Luz se regocijarán por todas partes sin nada de dolor.

5. A continuación, los templos de los dioses de este mundo se convertirán en viviendas de los Elegidos, y la Santa Asamblea de la congregación aumentará en gran medida – se sentarán en los palacios de los reyes y gobernantes; las asambleas y las casas de los Oyentes serán como las escuelas de instrucción; les encontrarás cantando salmos e himnos, las niñas y

niños por igual aprendiendo a escribir mientras cantan salmos y leen.

6. Siempre es la voz de la Justicia que hablará en nombre de la oración; entonces la maldad diaria cesará entre ellos.

7. En ese momento deberán cumplir todos los Mandamientos, tanto pequeños como grandes, tal y como fueron escritos.

8. El amor habitará en todos sus corazones; los Elegidos se amarán los unos a los otros, y nadie pensará en hacer maldad; un hermano mirará a otro hermano, una hermana a otra hermana, con una expresión amable, a diferencia de cómo la gente del mundo se miran los unos a los otros.

Tercera Lectura: Igeret Yakub d’Maninaye Capítulo 1

1. Yakub, siervo de Ilaha, del Señor Isho Ungido, a las doce tribus dispersas entre las naciones. ¡Shlama!

2. Que sea una alegría para vosotros, hermanos míos, cuando tengáis muchas y diversas adversidades. Porque sabéis que las pruebas de la fe hacen aumentar la paciencia. Y dejen que la paciencia os lleve a la perfección, para que seáis completos y perfectos, y no os falte de nada.

3. Y si a alguno de vosotros os falta sabiduría, que la pida a Ilaha que la da a todos libremente y con amor, y le será dada. Pero que pida con fe, sin vacilar; porque el que vacila es como las olas del mar, a las cuales el viento sacude de un lado a otro.

4. Y un hombre que sea así no debe esperar recibir cualquier cosa de Il’ya, porque el que duda en su mente, es inestable en su conducta.

5. Y que el hermano humilde se alegre porque es exaltado; y el rico, en su humildad, ya que, como la flor de la hierba, él muere. Porque el sol sale con su calor, y seca la hierba, y su flor cae, y la belleza de su apariencia muere; es lo mismo con el hombre rico porque desaparecerá en medio de sus negocios.

6. Bienaventurado el que soporta las adversidades para que cuando sea probado pueda recibir una corona de la vida, que Ilaha ha prometido a los que le aman.

7. Que nadie cuando sea tentado, diga: “Estoy tentado por Ilaha”, porque Ilaha no es tentado por el mal, ni él tienta a nadie. Pero cada uno es tentado por su propia concupiscencia, que él desea y es seducido por ella. Y esta concupiscencia concibe y da a luz al pecado, y el pecado, cuando madura, da a luz a la muerte.

8. No os equivoquéis, mis amados hermanos. Toda regalo bueno y perfecto viene de lo alto, del Padre de las Luces, en el que no hay cambio, ni siquiera una sombra de variación. Por Su propia voluntad nos engendró por la Palabra de la Verdad, para que seamos los primeros frutos de Sus criaturas.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”

Leave a Reply