Lecturas del Libro Sagrado para el Sábado, 22 de Agosto, 2015

Víspera, Shabta

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Evangelio de Mar Mani Capítulo 61

1. Compasión y Sinceridad (Misericordia y Trato Humanitario) son, para todos los Santos del pasado y también del futuro, la base fundamental y la raíz de la luminosidad, la maravillosa Puerta que les permite ver en cualquier lugar;

2. También son el Camino Recto por el que uno camina, manteniendo a un lado la longitud del gran mar de problemas en los Tres Mundos.

3. ¡Entre los varios miles de personas es raro encontrar a alguien que camine en este Camino!

4. Si hubiera alguien que se dedicara a él, gracias a este Camino nacerían en la Tierra Pura, se librarían y salvarían de castigos y podrían, por fin, sin miedo, regocijarse para siempre en calma y tranquilidad.

Enseñanza de Mir Izgadda Capítulo 54

Disciplina Mental

1. Una mente sin control hace más daño que un puñal en el corazón.

2. Enfocad vuestros pensamientos en el Reino de la Luz y en la virtud que se encuentra en el Camino de Mani, mi siervo, y en sus escritos del pasado y en los de hoy en día.

3. Uníos a mi adoptando mis pensamientos y mis maneras como si fueran las vuestras. Sólo entonces estaréis verdaderamente unidos a mí y tendréis la capacidad de caminar en la Luz.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”