Lecturas del Libro Sagrado para el Sábado, 15 de Agosto, 2015

Shabta

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Evangelio de Mar Mani Capítulo 54

1. En estas tres cosas se encuentra la Perfección: en los Mandamientos en la Sabiduría y en el Amor, porque todo el pueblo de Dios alcanza la perfección a través de estos.

2. Por esta razón vamos a orar y a suplicar a Dios que nos ha elegido para que Él pueda hacernos perfectos en Su Camino.

3. Alejaos de las artes mágicas y de los conjuros de la oscuridad, porque el que los aprenda y los practique y los realice, finalmente, dónde encadenen al rey de los de la oscuridad, ahí también será encadenado el que los practica y camina en tales artes del error.

4. Con sabiduría y habilidad fortaleceros a vosotros mismos alrededor de las puertas* del cuerpo no sea que el pecado** que habita en el cuerpo prevalezca sobre vosotros y os quite vuestra Luz y la extinga en muchos lugares y la rompa por todas partes en todas las maneras.

* [los sentidos y los órganos]

** [oscuridad]

5. Así que no dejéis que os pase esto a vosotros, pero sed unas personas vigilantes y firmes en vuestra fe y en la Verdad.

6. ¡Estad preparados para todo, para que vuestro descanso y vuestro final puedan ser con Él por cuya Señal y Esperanza esperáis!

7. Sed siempre firmes y fuertes a la hora de mantener los Preceptos y los Ritos; dad limosna y practicad siempre el ayuno, la adoración, la alabanza y la recitación.

8. Cantad las palabras de la Ley Justa sin parar, leed y estudiad con entusiasmo, discriminad con vuestra sabiduría y aceptad los Mandamientos Puros.

9. Mantened siempre ante vosotros los Tres Pilares de la Santa Fe: la Escritura, la Tradición y la Revelación.

10. Sed siempre limpios y puros en las obras del cuerpo, la boca y la mente;

11. También practicad con sinceridad obras bondadosas, sed suaves y amables, aguantad las humillaciones, y purificad todas vuestras raíces.

12. Seguid buenas normas y hábitos y decidid descansar vuestras mentes en el Lugar de la Liberación; ¡saltad de alegría y manteneos firmes en la Religión de la Justicia!

13. Todos estos son los remedios para los Cuerpos de Luz; si hacéis estas cosas y no dormís, iréis arriba y veréis la Tierra de la Luz.

14. Si realmente ayunáis, seréis llevados al Jardín de la Luz.

15. Si vuestros ojos no hacen una mirada malvada, seréis sentados bajo la sombra del Jardín de la Luz.

16. Si vuestra boca dice la verdad, los Seres Divinos os mostrarán sus diversas imágenes.

17. Si vuestras manos están libres de la violencia, la súplica de vuestra voz se oirá.

18. Si vuestro corazón está firme, ellos os levantarán y os pondrán de pie en medio de ellos.

19. Si vuestros pies caminan en el Camino de la Verdad, os harán uno de ellos.

Enseñanza de Mir Izgadda Capítulo 53

Materialismo

1. La realidad no se encuentra en perseguir tras un bolsillo lleno de dinero. Esforzaos por alcanzar la Luz de Dios y encontraréis la realidad.

2. Cuando una persona lava de las ventanas de sus ojos la suciedad del materialismo, es capaz de empezar a ver la realidad.

3. Al igual que la caída de las hojas en Otoño, todas las cosas materiales son impermanentes y algún día dejarán de ser. Sólo la Luz y el Espíritu son eternos.

4. No os preocupéis por las cosas materiales del mundo – desaparecen pronto; vuestro mayor tesoro está en el Reino de la Luz y dura toda una eternidad.

5. No podéis llevaros nada con vosotros cuando os muráis, pero el Espíritu Viviente se acuerda de vuestro servicio leal y os promete recompensaros en consecuencia.

6. El que se gana la vida buscando el oro de la montaña nunca se satisface; mejor es tener una sola moneda de plata en vuestra mano que diez mil monedas de oro en vuestra casa.

7. Mis hijos y mis hijas honran al Gran Padre con la enseñanza simple, porque hay mayor honor en la sencillez que en el orgullo – más fe en caminar por la vida sencilla como hermanos de la Luz, que caminar con ropa orgullosa como hijos de la oscuridad.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”