Lecturas del Libro Sagrado para el Sábado, 13 de Junio, 2015

Shabta

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Evangelio de Mar Mani Capítulo 86

1. Y entonces el Dios del Reino de la Sabiduría enviará a Mensajeros al Este y al Oeste; irán y recogerán a la humanidad – los Ayudantes y también los Oyentes; mientras que los malhechores, junto con aquellos que tienen malicia, irán ante el Señor de la Sabiduría.

2. Además, los demonios entrarán en su presencia, rendirán homenaje y llevarán a cabo su mandato.

3. Se apresurarán y hablarán así: “Somos imitadores de nuestros dioses, y todo el mundo cree en esta doctrina que enseñamos a la humanidad, pero ¡ellos seguirán adelante en el amor de hacer el mal!”

4. Además, un Elegido que deja de creer en la Religión de la Luz, él también se venderá a sí mismo a los dioses de los demonios.

5. En ese momento, cuando las cosas en el mundo sean de esta manera, tanto los Justos como los Pretendientes serán juzgados tanto en la tierra como en el cielo.

6. Entonces los Justos dirán: “¡Oh nuestro Señor, si hemos ocultado algo lo diremos ahora en tu presencia!”A ellos el Dios del Reino de la Sabiduría (Yisho) les dará esta respuesta, “¡Miradme y sed felices, hermanos y miembros míos! Porque tenía hambre y sed, y me disteis comida y bebida,

7. Me quedé desnudo y me vestisteis, estaba aprisionado y me liberasteis; estaba capturado y fui liberado por vosotros, y me convertí en un extraño y sin hogar, pero me acogisteis en vuestra casa.”

8. En ese momento, ellos, los Justos y los Ayudantes deberán postrarse y luego hablarán así: “Oh Señor, tú eres un Dios y un Inmortal a quien ni la codicia ni el deseo pueden vencer, alguien que nunca tiene hambre ni sed, y nunca tienes angustia. ¿Cuándo fue que hicimos este servicio?”

9. Entonces el Señor les dirá: “Lo que sea que hayáis hecho lo habéis hecho para mí; ¡a vosotros os daré la recompensa de Bahisht!” Él les dará gran alegría.

10. Aquellos a quienes él ha llamado al Reino de la Luz, sus Justos y sus Vírgenes, él les ha hecho parecidos a los Ángeles.

11. Las Cabras que están de pie a su mano izquierda verán la Esperanza que él ha dado a los que están a su derecha; su corazón se alegrará por un momento, mientras piensan que la victoria de las Ovejas les vendrá a ellos también.

12. Entonces se volverá hacia los que están a la izquierda, y les hablará y les dirá: “¡Alejaos de mí, malditos! ¡Id al Fuego hecho para el Adversario (la maligna) y sus Poderes, porque he tenido hambre y sed, pero nunca me habéis ayudado!”

13. Entonces él pondrá a Ángeles a cargo de los pecadores y ellos se los llevará para echarlos al infierno.

14. En cuanto a la Muerte, el Enemigo, él entrará en la cadena del calabozo de las almas de los que niegan y blasfeman, los que han amado la Oscuridad, y habrá noche oscura sobre ellos

Víspera

Enseñanza de Mir Izgadda Capítulo 44

Ima d’Khaye (La Madre de la Vida)

1. La Fuente de toda bendición y de todas las oraciones es la Madre de la Vida.

2. Ima d’Khaye se apresura a proteger a los que están cerca de Abba d’Rabbuta.

3. La humanidad, que camina en el mundo de la oscuridad, está privada de la presencia de Ima d’Khaye porque no busca hacer la Voluntad del Gran Padre y debe buscar el perdón a través del arrepentimiento verdadero y a través de la intercesión por los Elegidos Intercesores.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”