Lecturas del Libro Sagrado para el Miércoles, Octubre 15, 2015

Día de la Renunciación

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 11

Culpa

1. Culpar a otros por vuestras deficiencias es el camino de los inmaduros.

2. No seréis culpados eternamente si os encontráis en una situación donde debéis tomar la vida de otro en defensa propia para proteger a vuestra familia o a vosotros mismos. Si hacéis esto, debéis arrepentíos a través de la entrega de Limosnas y buscar el perdón del pecado que habéis cometido.

3. Si no buscáis el perdón, la culpa permanecerá sobre vosotros ya que la sangre que mancha vuestras manos no se borrará.

4. Tenéis que tratar de perfeccionaros a vosotros mismos y al alma practicando las Virtudes, y buscaréis el perdón y siempre estaréis en paz con vuestros hermanos y hermanas y no les culparéis por vuestros defectos.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 19

1. Tzefat Ziwa, el Guardián del Esplendor, Compasión, el Mensajero de la Luz que mantiene el mundo, que está sobre el décimo cielo, que controla la cadena del Todo, en cuyas manos está el Resplandor, con su Disco con rostro de Luz, sus seres celestiales y sus ángeles en la cumbre de todas las cosas.

2. Su autoridad es sobre los tres cielos; en su guardia el pecado trató de subir hasta la Imagen del Enviado, pero fue restringido lejos de ese lugar y de nuevo se retiró abajo en desgracia.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”