Lecturas del Libro Sagrado para el Miércoles, 8 de Octubre, 2014

Manifestación de Mir Izgadda (Eclipse Total)

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 4

Apreciación

1. Si no podéis apreciar las pequeñas cosas en vuestra vida, entonces ¿cómo podéis esperar recibir alguna vez algo más grande?

2. No os quejéis constantemente de lo que no tenéis, y no os imaginéis las cosas materiales que desearíais poseer.

3. Todo verdadero regalo que se encuentra en vuestras manos está ahí gracias al Padre de la Luz, que siempre da buenos regalos.

4. Tened siempre aprecio por el trabajo de vuestros hermanos y hermanas, Oh Hijos de la Luz.

5. Anímense los unos a otros para seguir adelante hacia la perfección – siempre mostrando aprecio por la verdad y por el sacrificio desinteresado de los que toman la iniciativa dentro del plan divino.

6. Una manera de mostrar vuestro agradecimiento por la bendición que recibís cada día y por la belleza de la creación que disfrutáis, es dar gracias de manera sincera al Padre de la Grandeza.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 12

1. Ahora todas las Emanaciones – Isho, que está en la Nave Pequeña (la Luna), y la Madre de la Vida, y los Doce Pilotos, y la Doncella de la Luz, y el Tercer Mensajero (Enviado) que está en la Gran Nave (el Sol), y el Espíritu Viviente, y el Muro del Gran Fuego, y el Muro del Viento y del Aire y del Agua y del Fuego Vivo interno – esperan cerca de la Pequeña Luminaria (la Luna) hasta que el Fuego consuma todo el universo.

2. Al final de los tiempos, tan pronto como toda la Naturaleza de la Luz haya sido separada de la Materia por completo, cuando el Anciano* haya lucido su Imagen, cuando la Estatua haya llegado, entonces al ver su rostro, el Soporte deja caer a la tierra.

* (Tercer Mensajero)

3. Así que la altura se derrumba sobre la profundidad, y el fuego arde, y por lo tanto el fuego duradero incendia la tierra, el fuego exterior cae y se consume a sí mismo y a todo el resto de la Materia que se mantiene intacta.

4. Entonces Dios la entregará al fuego y hará de ella un solo bulto, la maraña que el Sol y la Luna no pudieron desentrañar, y con ella también las Almas que han pecado mucho y han sido culpables de gran incredulidad, que parecen como escoria en medio del bulto cuando el fuego haya derretido todo.

5. Pero los Seres Divinos no sentían pena por los pequeños trozos de Luz que se mezclaron con la oscuridad y que no pudieron ser separados.

6. Por otra parte, Dios permite que el bulto caiga después del Nuevo Eón, de modo que todas

las almas de los pecadores están atrapadas para siempre.

7. En ello se ha recogido toda la Luz que estaba mezclada en las cosas creadas, y estas cosas arden.

8. Ahora bien, este fuego fuera del universo es la propia Materia, que está sin mezclar con el Poder Divino, y el arder no cesa hasta que lo que había en ella de la Luz desaparece – y la duración de ese arder es de 1468 años.*

* (no son años humanos)

9. Ahora cuando este asunto se termine y la Ambición, el espíritu de la oscuridad, ve la liberación de la Luz y el Ascenso de los Ángeles, de los Anfitriones y de los Guardianes, ella es humillada.

10. Ella observa la pelea; luego los Anfitriones la aprisionan por todos los lados, y ella huye a la Tumba que ya se le había prometido.

11. El arquitecto y el constructor de esa tumba es uno llamado el Gran Constructor, que cuando tuvo problemas, se convirtió en el modelador de la tumba de la oscuridad.

12. Así que la encarcela en ella, acto seguido cierra esa tumba con una piedra que tiene el tamaño de la tierra, el macrocosmos donde el Constructor corta piedras enteras para la tumba de la oscuridad.

13. Y la Luz por fin encuentra reposo de la oscuridad y de su maldad.

14. Después de esto habrá una restauración de las dos naturalezas a su estado original; los gobernantes permanecerán en sus propias regiones más bajas, mientras que el Padre disfrutará de las más altas, teniendo poder completo sobre ellas.

15. Porque no es posible que la imagen del Hombre Vivo vaya a los hogares de las bestias.

16. La Luz irá a la Luz, la Fragancia irá a la Fragancia, la imagen del Hombre Vivo irá a la

Tierra Viva de donde había salido.

17. La Luz volverá a su lugar, la oscuridad caerá y nunca más se levantará.

18. En este momento se da la instrucción y se consigue la conversión; lo Verdadero y lo falso son devueltos cada uno a su Raíz; la Luz vuelve a la Gran Luz, mientras que la oscuridad vuelve a la oscuridad amasada.

19. Así que toda la raza de las almas se salvará, y lo que una vez murió será restaurado a su propio rebaño.

Tercera Lectura: Epístola Fundamental Capítulo 4

1. Ahora bien, justo al lado de una parte y un lado de la Tierra Santa y brillante estaba la Tierra de la Oscuridad, profunda e inmensa en tamaño, en donde moran cuerpos ardientes y seres venenosos.

2. Allí habían tinieblas infinitas emanando de la misma naturaleza del mal, innumerables con sus propios hijos.

3. Más allá de los cuales habían aguas sucias y fangosas con sus habitantes dentro de los cuales vientos violentos y terribles prevalecieron con su propio gobernante y los padres.

4. Luego, la región ardiente y corruptible, con sus propios líderes y gentes.

5. Finalmente, en el centro, un pueblo lleno de niebla y humo, en el que estaba viviendo la horrible jefe y líder de todo, teniendo a su alrededor un sinnúmero de caudillos, de todos los cuales ella misma era la mente y la fuente.

6. Ahora éstas eran las cinco naturalezas de la tierra pestilente, mientras que estos seres que habitaban esas cinco naturalezas eran feroces y destructivos.

7. De hecho, el Padre de la más Bendita Luz sabía la gran impureza y la ruina que estallaría fuera de la Oscuridad para amenazar a Sus santos Eones, a menos que Él se opusiera a ellos con alguna divinidad extraordinaria, sobresaliente y poderosa en su fuerza, con la cual Él podría, al mismo tiempo superar y destruir a los seres oscuros, la extinción de los cuales garantizaría la perpetua tranquilidad de los habitantes de la Luz.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”

Leave a Reply