Lecturas del Libro Sagrado para el Miércoles, 10 de Febrero, 2016

San Aurades Kapelos

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il’Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Lectura Diaria: Evangelio de Mar Mani 44

1. Ahora, la señal de ese Oyente perfecto que no regresa de nuevo a un cuerpo es la siguiente:

2. Encontrarás que su cónyuge en la casa es para él como un extraño, su casa también pasa con él como las posadas, mientras dice: “¡Yo habito en una casa alquilada por algunos días y meses!”

3. A él le parece que sus hermanos y parientes son como desconocidos que lo necesitan y viajan con él en la carretera mientras que él viaja.

4. Tal vez pronto se separarán de él y cada uno seguirá por su propio camino.

5. El oro y la plata y las vasijas de barro para la casa son para él como utensilios prestados.

6. Él los coge y le siguen a él y después se los devuelve a su propietario.

7. No pone su corazón y su tesoro en ellos.

8. Ha desarraigado su pensamiento fuera del mundo y ha puesto su corazón en la Asamblea Santa.

9. En todo momento su pensamiento* se fija en Dios.

*[El verdadero Oyente tiene un sólo objetivo]

10. Pero el que supera a todo esto, en quien hay interés, preocupación atención y amor por los Santos, él cuida de la Asamblea como si fuera su propia casa – de hecho más que su propia casa.

11. Ha puesto todo su tesoro en los Elegidos, hombres y mujeres.

12. Este es el signo de los Oyentes que no son re-encarnados.

13. Hay otros reteniendo la pureza y la obediencia y manteniendo lejos de la boca a todo tipo de carne*, teniendo entusiasmo todos los días por el ayuno y la oración, ayudando a la Asamblea con limosnas en la medida que pueden.

*[el discurso carnal]

14. En ellos las malas acciones no existen, los pasos de sus pies se dirigen hacia la Asamblea más que a su casa; su corazón está siempre en ella.

15. Su sentamiento y su levantamiento es como el de los Elegidos; han retirado todos los asuntos del mundo de su corazón.

16. Ahora tal hombre, la mente fijada en la Asamblea Santa, da su corazón por completo en cada momento, con sus dones y ayunos y reverencias, y las gracias que benefician su vida a la Asamblea Santa para los que entran en la Asamblea.

17. Se alegra sobremanera por estos y los ama, poniendo todo su tesoro en ellos.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”