Lecturas del Libro Sagrado para el Martes, 3 de Febrero, 2015

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 55

Monjes y Monjas

1. Respecto a los monjes y monjas, una persona no está obligada a permanecer soltera para convertirse en monje o monja.

2. Él o ella puede querer tomar la vocación durante un cierto periodo de tiempo.

3. La virginidad no es un requisito para los que inician una vida en el monasterio o en el convento.

4. Los monjes y monjas que no están casados/as pueden buscar otros medios para aliviar la tensión sexual.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 74

1. Cuando escuché la voz de mi Salvador, un Poder vistió todos mis miembros; yo le dije: “He recibido tus palabras, Oh Padre mío; ¡ahora, extiende hacia mí tu Mano Derecha, para que cuando los siete demonios ante mi me vean huyan lejos de mí!”

2. Luego, después de eso, los siete demonios terribles huyeron de mí, sus manos sucias vacías de mi sangre, su corazón cargado con más dolor y tristeza porque habían sido incapaces de convencerme de caer en las redes del placer – porque yo nunca he sido un esclavo de la maldad que hace cosas escandalosas.

3. Mira, yo he sometido a la Oscuridad; mira, he apagado el fuego de las erupciones, sus paredes amargas las he destruido, y he aplastado sus puertas.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”