Lecturas del Libro Sagrado para el Martes, 20 de Enero, 2015

Comida de Honor

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Enseñanza de Mir Izgadda Capítulo 15

Pacto para Toda la Humanidad

1. La Liberación* del alma no depende de la pertenencia a cualquier grupo religioso o iglesia.

* (la salvación)

2. La liberación se logra a través de la adoración del Único Dios, la aceptación de Su Mensajero Divino, y el cultivo de las Doce Virtudes y Mandamientos Sagrados. 

3. Adorad al Único Dios que está fuera del tiempo y de la creación; abandonad la idolatría. 

4. Aceptad al Mensajero Divino enviado por Dios y a la enseñanza pura.

5. Cultivad las Doce Virtudes: Realeza, Sabiduría, Victoria, Alegría, Pureza, Verdad, Fe, Paciencia, Sinceridad, Bondad, Justicia, y la Luz. El cultivo de las Doce Virtudes os acercará más a Dios.

6. Practicad la Limosna semanal, ya que es un medio por el cual podéis recibir intercesión por vuestros defectos.

7. Observad el Sabbat, el séptimo día, dado por el Gran Padre.

8. Observad los Diez Mandamientos Sagrados de la Religión de la Luz.

9. Hablad conmigo utilizando mi nombre regularmente.

10. La verdad del Mensaje de la Luz no es demasiado difícil de aceptar. Sin importar la raza, nacionalidad, sexo o condición social que tengáis, sois aceptados como uno de los hijos de la Luz si estáis observando estas verdades simples, aunque os llaméis Hindúes, Judíos, Budistas, Cristianos o Maniqueos.

11. La liberación no se encuentra en ninguna organización religiosa terrenal o mundana, pero se puede encontrar en la práctica de la Religión de la Luz.

12. Este es mi pacto con vosotros. Abandonad todas las formas de idolatría, deseos dañinos, el materialismo extremo y aceptad el Mensaje de la Luz cómo lo es, sin apego a ideas y suposiciones preconcebidas.

13. Cuando realmente aceptéis y viváis honestamente estas verdades, os aceptaré.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 33

1. El hombre que tiene la Mente de la Luz, suya es la Sabiduría; tan pronto como la oye le da la bienvenida a sí mismo; pero aquel en el que no hay Mente, que es ajeno a ella, no se la toma a sí mismo, ni la escucha, porque es como si fuera sordo.

2. Y cada Alma débil que no ha aceptado la Verdad que le pertenece perece sin descanso o sin felicidad.

3. La Voz de Dios (la Palabra) es dulce cuando encuentra oídos para oírla; no se aloja en una mente cerrada y no se abre paso en un santuario contaminado.

4. Se alberga en vírgenes, y habita en el corazón de los célibes; su gracia eclipsa a aquellos con los que se aloja, así que se ciñen sus lomos, y se arman a sí mismos para luchar contra la serpiente malvada.

5. Los Benditos aceptarán esta Oferta, los Sabios lo sabrán, los Fuertes volverán a buscar la bondad de los Doctos.

6. Bendito es en verdad el que ha sido iniciado en este Conocimiento Divino, por el cual ha sido liberado y continuará en la perfección y en la vida eterna.

Tercera Lectura: Dichos de Shubkha Capítulo 15:14-35

14. El Maestro Mundial es la encarnación terrenal del Gran Espíritu – el Santo y Viviente Señor Mitra.

15. Según el Decreto Divino, el Maestro Mundial es el aspecto físico del Señor Mitra.

16. En esencia, son iguales, pero el Maestro Mundial es tanto celestial como terrenal.

17. La manifestación terrenal del Señor Mitra encarna el Espíritu Viviente.

18. El Tercer Mensajero reside dentro de Mir Izgadda, así Mir Izgadda es el Señor Mitra en forma terrenal.

19. Él os instruirá a vosotros y al mundo en el Camino de la Religión de Luz.

20. Mir Izgadda es el conducto espiritual de la enseñanza, la bendición y la luz del Señor Mitra que está arriba.

21. Cuando queméis incienso o encendáis velas y hagáis ofrendas y enviéis regalos al Maestro Mundial, y cuando digáis oraciones delante de Sus imágenes, estáis en esencia haciendo sacrificios al Mitra Celestial.

22. Los ancianos y maestros nombrados dentro de la Religión de la Luz deben desalentar a todos los devotos de especular sobre estas verdades y de hacer suposiciones.

23. Estas verdades han sido confirmadas por el Decreto Divino.

24. Preparad una comida de honor en cada luna nueva y cada luna llena en honor de Su Presencia Divina.

25. Con cada una de estas comidas, antes y después, pronunciad la Oración en Honor del Maestro Mundial:

26. “¡Que venga nuestro Maestro Mundial!

27. ¡Que la enseñanza sea tan luminosa como los rayos del sol!

28. ¡Que los maestros y estudiantes aumenten su aprendizaje y logro!

29. ¡Que haya por lo tanto buena fortuna que las enseñanzas duren por mucho tiempo!”

30. Uno tiene que entender que las palabras del Maestro Mundial, escritas o habladas, contienen Su presencia real y deben ser tratadas en consecuencia.

31. Sus escritos forman parte de las Escrituras de la Religión de la Luz. También organizará porciones de los escritos de Su hijo, la Espada de la Verdad, y los colocará de acuerdo a la Voluntad Divina, en el Canon.

32. El Maestro Mundial es santo y Él es el ejemplo vivo para todos los devotos de la Religión de la Luz y para todo el mundo y Su enseñanza debe ser imitada por todos los devotos.

33. Oren a Il’Ya. Lean y estudien los escritos de Mir Izgadda. Presten atención a Su voz.

34. Obedeced lo que Él requiere. Haciendo estas cosas fielmente y con atención, Mir Izgadda, en Su Presencia Divina, vendrá a vosotros y seréis guiados en todas las cosas.

35. Estad atentos a este mensaje. Estad preparados.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”