Lecturas del Libro Sagrado para el Lunes, 8 de Febrero, 2016

Ayuno de Lunes

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il’Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Lectura Diaria: Evangelio de Mar Mani 42

1. El primer deber del Oyente* es el Ayuno, la Oración y dar la Limosna.

*[laicos-discípulos, auditores, cabezas de familia, un sravaka]

2. Ahora bien, el Ayuno en el que él ayuna es esto, que el verdadero Oyente fiel mantiene los ayunos del año los Domingos y mantiene los Sabbats del año y descansa de las obras del mundo en el Shabta.*

*[Sábado, el séptimo día]

3. Él también observa la pureza del Sabbat, controlando su deseo por su cónyuge, manteniendo su cama pura por medio de la abstinencia.

4. Él es frugal en su dieta, ni profana su comida con la gula de la carne [consumo innecesario de carne] y el derrame de sangre [vertir sangre sobre alimentos o matar innecesariamente a animales para la alimentación]; además, en los días de ayuno, no come nada contaminado.

5. También tiene cuidado de que sus manos no hagan daño ni atormenten al Alma Viva que se encuentra en la Cruz de la Luz.*

* [La Cruz de la Luz se encuentra dentro del cuerpo físico y dentro de la mayoría de los seres vivos de la tierra, incluyendo a las plantas]

6. Ahora bien, esta es la oración que él debe orar encarando al Sol y a la Luna, las Grandes Luminarias.

7. Los tiempos de oración son seguidos por él; los mantiene, va a rezar todos los días, de manera horaria y diaria, todas las horas de oración serán mantenidas, con sus ayunos y sus limosnas que él da durante todos los días del año.

8. Las Limosnas es esto, que él tiene que hacer una ofrenda de alimentos a través de los Santos [los Elegidos Intercesores] y dársela piadosamente a ellos.*

*[A través del rito prescrito]

9. Las Limosnas serán consideradas para su bien, el Ayuno que él ha mantenido, la tela que ha puesto sobre los Santos; y así ellos a diario tienen comunión con ellos en su ayuno y en sus buenas acciones.

10. El segundo deber del Oyente que él hace es esto, que el hombre debe dar a la Justicia un hijo de la Asamblea, o su pariente o familiar; o debe rescatar a uno en problemas; o emplear un esclavo y entregarle a él o a ella a la Justicia – para que el Oyente que le entregó a él o a ella participe en cada buena obra hecha por él o ella.

11. El tercer deber del Oyente es este: construir una vivienda o establecer un lugar de culto, para que se convierte para él en una parte de dar Limosna a través de la Asamblea Santa.

12. Cuando el Oyente cumpla estos tres grandes deberes que él los convierte en un regalo para la Asamblea Santa, él tiene un gran amor, junto con una parte en cada gracia y buena obra en la Asamblea Santa; él hallará muchas gracias.

13. Después él es purificado de acuerdo con la medida de sus obras, es purificado y bañado y adornado.

14. Después de eso, es moldeado en una Imagen de Luz, y se eleva y llega a la Tierra del Descanso, por lo que allí donde esté su corazón, su tesoro también estará allí.

15. En el momento de su salida*, se va y descansa en la Vida para siempre.

*[separación de la Luz del cuerpo físico, la muerte]

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”