Lecturas del Libro Sagrado para el Lunes, 2 de Febrero, 2015

Ayuno de Lunes / Conmemoración de San Filón de Sinaí

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 28

La Fe

1. A través de la fe verdadera, dentro de la Voluntad del Creador, todo es posible; pero donde no hay fe, sólo hay incertidumbre y fracaso.

2. Cultivad la fe y alejad la duda de vuestro corazón dedicando vuestro tiempo al estudio de la Palabra de la Verdad y practicando las Doce Virtudes.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 46

1. Somos gente de descanso, que nadie imponga trabajo sobre nosotros; ¡Yisho en el que buscamos es de quien hemos tomado nuestro modelo!

2. ¡Que los sabios sean curados y restaurados, que los amables tengan alegría y felicidad!

3. ¡Los Mensajeros de la Luz, gloriosos y amables, les dejan quedarse al lado de esta Religión verdadera, y protegerla, mantenerla y preservarla en su pureza!

4. ¡Y con el Escudo de la Luz y la Rodela de los fieles, y la Lanza eficiente que puedan repeler y mantener alejados a todos los enemigos de la Justicia hasta el final de los tiempos!

5. ¡Que así sea! Que venga de Dios, Il’Ya, una nueva bendición y una nueva reforma sobre los espíritus de este mundo, para que Él pueda aceptar nuestra Santa Religión.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”