Lecturas del Libro Sagrado para el Jueves, 14 de Agosto, 2014

Día de la Luz del Karuzuta

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin.”

Primera Lectura: Mitnaranuta d’Mir Izgadda Capítulo 42

Hipocresía

1. No hagáis vosotros lo que detestáis en otra persona.

2. No voy a tolerar a un hipócrita en la Asamblea de la Verdad – porque su boca es como un pescado podrido que está rodeado de moscas y es detestable para todos aquellos que siguen el Camino de la Justicia.

3. El hipócrita siempre juzgará a los demás basándose en sus miedos personales y en su falta de conocimiento, pero el hombre o mujer de la virtud siempre tratará de comprender las acciones de los demás antes de hablar.

4. No seáis como los líderes religiosos del mundo que viven en la hipocresía.

5. Más bien, viviréis humildemente y siempre trataréis de hacer la Voluntad del Padre que mora en el cielo de los cielos – esa morada gloriosa por encima de toda la creación.

Segunda Lectura: Karuzuta d’Mar Mani Capítulo 52

1. Las fuentes de la Luz y de la oscuridad tienen naturalezas absolutamente distintas; he aprendido lo que es el Rey de la Luz que es el Árbol de la Vida, y también lo que es la oscuridad que es el Árbol de la Muerte; he puesto la ley de la oscuridad detrás de mí, mientras que yo he adoptado la Ley de la Luz.

2. Me arrepiento en presencia de Dios Majestad de la Ley*, he echado de mis ojos, este sueño de la muerte que está lleno de error.

* [alt. “el Dios cuyo título es Majestad Divina, Él que es el Juez Santo de la Virtud”]

3. Cuando de nuevo el mal se hizo peor, alcé mis ojos a la Tierra de la Luz; un Hombre llamó abajo al mundo diciendo: “¡Bienaventurado el que conozca su propia* Alma!”

* [su Verdadera Alma]

4. Mi corazón está preocupado por mi alma, por si acaso se fatigara y se desviase y se hiciese peor. Oh, Padre mio, Dios mio, Salvador mio, Rey mio, yo seré un defensor de Ti, yo mismo iré hacia adelante y continuaré luchando contra todo lo que es injusto.

5. ¡Oh, Doncella mía, Amado mio, el Fuego Viviente, yo me entregaré por Ti, mi cuerpo será entregado a la muerte por el bien de Tu cuerpo, y daré mi hermosura por el bien de Tu belleza!

6. Voy a aflojar el nudo de lo mundano, romperé la cadena de la acción*; ¡lideraré al extraviado, curaré las largas e incurables enfermedades de la pasión**, y abriré los ojos de la humanidad a la Sabiduría de la Luz!

* [karma que lleva a acciones poco habilidosas]

** [deseos equivocados]

7. ¡Por todos los lados me convertiré en aquel que otorga alegría sobre los que han llegado a la tristeza!

Tercera Lectura: Igeret Yakub d’Maninaye Capítulo 6

1. Aquellos de vosotros que almacenáis posesiones materiales, deberíais de lamentaros y llorar debido a los problemas que se avecinan sobre vosotros. Porque vuestras posesiones se han pudrido y han comenzado a oler, y vuestras ropas están llenas de agujeros, consumidas por las polillas.

2. Vuestro oro y vuestra plata se han cubierto de corrosión, y su corrosión atestiguará contra vosotros, y consumirá vuestra carne. Un gran fuego os hará arder cuando acabe el mundo.

3. He aquí, el jornal de los obreros que trabajaban en vuestros campos, que injustamente os lo habéis quedado para vosotros, llora, y el llanto de los segadores ha entrado en los oídos de Il’Ya. Porque habéis vivido con placer sobre la tierra, y os habéis divertido, y llenado vuestro cuerpo como en un día de matanza. Habéis condenado y asesinado a los Justos, y ninguno de ellos fue capaz de oponerse a vuestra fuerza.

4. Pero, hermanos, tengan paciencia hasta la venida de Aquel Quien Será; tened paciencia como el cuidador del campo que espera los frutos preciosos de su tierra y es paciente hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía. Vosotros también debéis tener paciencia y fortalecer vuestros corazones porque la se acerca venida del Señor.

5. Hermanos míos, no murmuréis el uno contra el otro porque ciertamente seréis juzgados: ¡mirad! El juicio está al llegar.

6. Mis hermanos, para tener paciencia en vuestros sufrimientos mirad al ejemplo de los Profetas que hablaron en el Nombre del Il’Ya. Porque fijaos, atribuimos bienaventuranza a los que han sufrido.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”

Leave a Reply