Lecturas del Libro Sagrado para el Domingo, 9 de Agosto, 2015

Ayuno de Domingo

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il‘ Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Evangelio de Mar Mani Capítulo 48

1. El Alma dice: “Yo soy el Amor* del Padre, siendo el Manto que os arropa; yo fui un Príncipe vistiendo una corona entre los Reyes; yo no sabía cómo luchar, perteneciendo a la Ciudad de los Seres Celestiales.

*[Vohumanah la Buena Mente]

2. Desde el momento en que la odiada echó un mal de ojo sobre mi reino, salí del descanso de mi Padre, llegué y me entregué a la muerte por ellos.

3. Me armé, salí con mi primer Eón; él salió y yo luché; él entró y me protegió.

4. Tú estuviste de acuerdo conmigo en aquél momento, diciendo: “¡Si ganamos, recibirás tu guirnalda!”

5. Yo vencí en la primera batalla, pero otra lucha surgió para mí.

6. Yo me puse el error y el olvido; me olvidé mi ser y mi raza y mis parientes, y sin saber la puerta del lugar de oración e invocación a Él – me convertí en un enemigo para mi Padre, fui forzado a beber del cáliz de la locura.

7. Fui forzado a rebelarme en contra de mi propio Ser. Los poderes y las autoridades entraron, se armaron contra mí.

Texto de Glikhuta

9. Mantened siempre ante vosotros los Tres Pilares de la Santa Fe: la Escritura, la Tradición y la Revelación.

10. Sed siempre limpios y puros en las obras del cuerpo, la boca y la mente;

11. También practicad con sinceridad obras bondadosas, sed suaves y amables, aguantad las humillaciones, y purificad todas vuestras raíces.

12. Seguid buenas normas y hábitos y decidid descansar vuestras mentes en el Lugar de la Liberación; ¡saltad de alegría y manteneos firmes en la Religión de la Justicia!

13. Todos estos son los remedios para los Cuerpos de Luz; si hacéis estas cosas y no dormís, iréis arriba y veréis la Tierra de la Luz.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”