Lecturas del Libro Sagrado para el Domingo, 24 de Julio, 2016

Ayuno de Domingo

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il’Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Lectura Diaria: Evangelio de Mar Mani 32

1. Cuando cualquier Mensajero de la Luz aparece en el mundo para enseñar y convertir a todos los seres vivos con el fin de salvarles de sus sufrimientos, él comienza por traer el sonido de la Ley maravillosa a través de las puertas de sus oídos.

2. Durante la decadencia de la Enseñanza Pura, en los días de oscuridad, en los días en que la corrupción de la religión se convierte en una enfermedad en los huesos de las sectas religiosas, un hombre de Verdad y Justicia aparecerá, siendo enviado desde el Reino de la Luz al mundo de la Materia.

3. Es Él quien tendrá una gran preocupación por la Asamblea de acuerdo con los poderes del Gran Espíritu dentro de Él y con Su capacidad mientras habite un cuerpo físico.

4. Este Hombre de Justicia levantará, como nuestro Maestro, la Tierra del conjunto de la Asamblea, gradualmente y ayudará a llevar a sus habitantes a la perfección en la Luz Verdadera.

5. Después de la perfección de la Gente Semilla, que son los Elegidos y los Oyentes, el mundo de la Oscuridad permanecerá detrás, finalmente sumergiéndose en el abismo del no retorno, mientras que la Gente Semilla será entregada en manos del Maestro Mundial, el Verdadero Mensajero, en el Reino de la Luz después de que la Llamada ya no se difunde por las tierras y a través de los grandes cuerpos de agua.

6. El mundo es como un árbol y la gente es como el fruto del árbol. Los que no tienen ganas de recibir la Luz sanadora del Sol se pudren y caen al suelo.

7. Cuando el Maestro Mundial- El Mensajero de la Luz – venga a llevarse al árbol arriba al Reino de la Luz, sólo la fruta más robusta permanecerá en sus ramas, y permanecerán para siempre en la Presencia del Señor en el Reino de la Luz.

8. Luego entra en la Morada Antigua (el hogar espiritual del Mensajero de la Luz) y, utilizando grandes oraciones místicas, encarcela a la enjambre de serpientes venenosas y a todos los animales silvestres, no dejándolos libres nunca más.

9. Después, armado con el Hacha de la Sabiduría, corta y destruye los árboles envenenados y desarraiga sus tocones, así como todas las otras plantas impuras. Al mismo tiempo hace que el Palacio Consistorial sea limpiado y adornado espléndidamente, y pone un asiento allí para el trono de la Ley; después se sienta en él.

10. Cuando ha entrado en la Ciudad Vieja y ha destruido a los enemigos odiosos, rápidamente separará las dos Fuerzas, la Luz y la Oscuridad, y nunca más dejará que se mezclen.

11. ¡Oh Mensajeros, ya que sois Pastores de los Rebaños de la Luz, reunid siempre celosamente a los suaves y tímidos Hijos del Cordero, y defended y cubrid personalmente a las Almas puras de la Luz!

12. ¡Debéis ser como el Pastor-Señor habilidoso que captura y salva a los Hijos del Cordero de los lobos y los tigres (todas las formas del mal)!

13. Que cada uno de vosotros sea el Timonel valiente, fuerte y sabio, y que transporte estos Hijos a la Tierra extraña; son los adorados y preciosos tesoros del Venerable de la Luz (Dios); librarles a todos del Mar (samsara) por medio de vuestras Naves corporales, y devolverlos rápidamente, como son, al Señor; ¡devolverlos rápidamente a su Tierra Natal (el Reino de la Luz), el lugar de la paz y la felicidad!

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.