Lecturas del Libro Sagrado para el Domingo, 15 de Mayo, 2016

San Felipe

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il’Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Lectura Diaria: Evangelio de Mar Mani 57

1. “¿Qué haré con este león que está siempre rugiendo? (el deseo, la codicia) ¿Qué voy a hacer con esta serpiente de siete cabezas? (muchas pasiones)”

2. Adoptad para vosotros mismos la práctica del Ayuno y estrangularéis a este león, así como la castidad y ¡mataréis a esta serpiente!

3. Este es el trabajo de mantener un ayuno, porque siete Ángeles nacen del ayuno de cada uno de los Elegidos.

4. Los que no tienen poder para ayunar a diario, también puede ayunar el Domingo, y también comparten en los actos y en el Ayuno de los Santos por medio de su fe y de sus limosnas.

5. Así como al final el Fuego se traga a este mundo con ira poderosa y lo saborea, así también este fuego que está en el cuerpo se traga al fuego exterior que entra en él en las frutas y alimentos y lo disfruta.

6. El fuego que mora en el cuerpo, su trabajo es comer y beber, pero el Alma tiene sed continuamente por la Palabra de Dios.

7. Un hombre no debe sacar su mano y hacer daño a esta Cruz Viviente (el Alma aprisionada en la Materia) temerariamente y codiciosamente, pero cuando tengáis que comer, no la comáis imprudentemente y disfrutando en la gula y la codicia, pero comedla sólo cuando tengáis mucha hambre y bebedla sólo cuando tengáis mucha sed y de ella derivad alimento para vuestros cuerpos.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.”