Lecturas del Libro Sagrado para el Domingo, 14 de Agosto, 2016

Ayuno de Domingo

Oración antes de Abrir el Libro Sagrado de Luz

“Padre de la Grandeza, Il’Ya, Dios Santísimo de la Luz,

Que tu Gran Nombre sea alabado y honrado en toda la tierra.

Dios de la Luz, Il’Ya, Oh Gran Padre más allá del tiempo y de la creación,

Te doy gracias por este tiempo y por la oportunidad de aprender el Camino de la Luz.

Señor de los Cielos, abre mi corazón para recibir estas enseñanzas sagradas.

Señor de los Cielos, aclara mi mente para discernir estas palabras sagradas.

Señor de los Cielos, limpia mis manos para tocar estas joyas preciosas.

Señor de los Cielos, purifica mi voz para decir estas verdades sagradas.

Amin

Lectura Diaria: Evangelio de Mar Mani 53

1. ¡Avanzando hacia la salud, Oh Levantador de los que duermen y Agitador de los soñolientos, que eres el Despertador de los muertos!

2. ¡Avanzando hacia la salud, Oh Salvador de los encadenados y Médico de los heridos!

3. ¡Tus curas no son de este mundo, Tu curación es de la Tierra de los Vivos!

4. ¿Dónde está el manantial de Tus misericordias que Tú me dejas permanecer mucho tiempo en mis recursos?

5. Si mi voz te ha alcanzado, entonces ¿cómo es que Tu misericordia parece retrasarse? En mi desesperación he dicho “¡Si me he dirigido hacia Ti un poco, no se por qué Tú no te has dirigido mucho hacia mí!”

6. Me he cansado de tocar por Ti; Oh Portero, abre la puerta para mí; no detendré mis lágrimas, Oh Poderoso, a menos que limpies mi pecado.

7. Oh gran Santo, soy un nuevo y hermoso Traje que ha sido totalmente manchado con suciedad por los demonios; ¡por favor, límpialo y purifícalo con el agua de la Ley de la Virtud, de modo que pueda alcanzar el cuerpo sublime de alegría y miembros puros!

*[Dharma, Enseñanza Pura, Enseñanza de Mir Izgadda]

8. Yo soy un Cordero resplandeciente, hijo del gran Santo, y con lágrimas fluyentes y llorando te imploro para que me ayudes en mis sufrimientos.

9. Los chacales, los lobos, y muchos animales salvajes se han apoderado de mí de repente y me han llevado lejos de Tu Rama de la Buena Luz.

10. Concede, Oh Dios, gran misericordia: ¡por favor adóptame, ponme entre los suaves y apacibles Rebaños de la Luz, y admíteme a las colinas y bosques de la Ley Sagrada, recorriendo y paseando siempre sin miedo por las montañas bellas!

11. Avanzando adelante hacia la salud, la Palabra Verdadera, Lámpara Poderosa de la Gran Luz, mi Verdadero Guardián, Primogénito del Padre de la Luz, vela por mí.

12. ¡Mientras estoy en el medio de la mar*, Oh Yisho, se un guía para mi! No nos dejes solos no sea que las olas nos destrocen; ¡cuando pronuncio Tu Nombre sobre el mar calma las olas!

*[el mundo]

13. ¡Guía a mi sentido de la vista no sea que de una mirada malvada, orienta mis oídos no sea que oigan una palabra vana, guía mis fosas nasales no sea que huelan el olor del deseo, orienta mi boca no sea que diga alguna calumnia, guía por mí mis manos para que no ayuden al adversario*, guía por mí mi corazón para que no haga ningún mal, guía mi espíritu por mí mientras esté en medio del mar agitado por la tormenta, guía mi Hombre Nuevo mientras viste la Estatua poderosa, guía mis pies para que no anden por los caminos del error, y guía a mi alma para que no sea manchada por el pecado!

*[la maligna]

14. Oh Árbol de la Naturaleza de la Vida, altísimo e incomparable Rey de Medicina Maravillosa, el Árbol precioso que siempre prospera cuyos frutos son siempre frescos con rocío dulce* que nunca se desvanece – cualquiera que los coma dejará para siempre la corriente del nacimiento y de la muerte** – mientras que su perfume fragante se propaga por todo el mundo; ¡manda hacia abajo la corriente creciente de la Gran Ley para que fertilice el suelo de mi alma y permita que las flores y frutos de mi alma florezcan!

* [la inmortalidad]

** [samsara]

15. Enséñame el Camino hacia la Vida a través de tus benditos y Santos Mandamientos, y los amaré y los respetaré e iré hacia ti alegrándome, permíteme vivir en Tus Eones, Tus cámaras nupciales de la Luz. Este es el Camino, O Señor, este es el Camino hacia la Vida.

Oración después de haber Leído y Estudiado el Libro Sagrado

“Dios Santo, Padre de la Grandeza, Señor de los Cielos Supremo, por favor dame la fuerza para que el conocimiento que reciba a través del Libro Sagrado se extienda a todos los pueblos a lo largo de toda la tierra, en cada isla, dentro de cada nación y sobre todas las montañas. Que tu Nombre sea alabado y glorificado por todas las lenguas de todas las naciones. Amin.