La Madre de la Vida

La Fuente de toda bendición y todas las oraciones es la Madre de la Vida, el Primer Espíritu Santo, la Primera Madre que ha venido del Padre y apareció por primera vez, la Gloriosa que es el principio de todas las Emanaciones que han venido a este mundo .

 

Sabed que los granos del polvo de la tierra se pueden medir, con todo el universo, uno puede contar el polvo de la tierra año tras año y el número de los granos de arena de todo el mundo; pero el tiempo que pasó el Gran Espíritu en el Padre, el Primero, eso nadie lo puede contar. Primero la formó de esta manera, la mantuvo en Sus cámaras interiores en tranquilidad y en silencio; pero cuando fue necesitada, luego fue llamada y salió del Padre de la Grandeza; ella cuidaba de todos sus Eones de la Luz.

 

– Capítulo 15 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees

 


Leave a Reply