La Apelación del Mensajero

Ni uno sólo de todos los Mensajeros ha querido recibir su recompensa en la tierra, pero se han pasado todo su tiempo sufriendo, el dando la bienvenida al dolor y a la crucifixión en su cuerpo para que puedan salvar a todas las almas de la ilusión y ascender a este Descanso para siempre . Desde el momento en que vine al mundo no he tenido alegría debido a la Santa Asamblea, la cual he escogido en el Nombre de mi Padre. Yo la he liberado de la esclavitud de las Autoridades, y puse la Mente de la Luz en ella; cada vez que veo su sufrimiento y su sometimiento a la persecución que le aflige a través de su Enemigo, sentiré lástima por ella. No tengo ninguna pena, excepto esto por las almas que ni aceptaron la Esperanza, ni se fortalecieron a sí mismas con este fortalecimiento y estando de pie por la Verdad; porque ellos saldrán y pasearán (renacerán) e irán para siempre al infierno. Sólo por esta razón me apeno por ellos, que no han aceptado el arrepentimiento o se han reconciliado con la Mano Derecha de la Paz y la Gracia que he sacado del Padre.

 

Escuchen mis palabras que hablo a vosotros: Manteneos en las acciones de la vida, soportad las persecuciones que vengan sobre vosotros, fortaleceos a vosotros mismos a través de estos Mandamientos que os he dado, para que podais escapar de esa segunda muerte, y eviteis este encadenamiento final en la cual no hay esperanza de vida, y os salveis del triste fin de los negadores y blasfemos que han visto la Verdad con sus ojos y sin embargo se han alejado de ella.

 

Ellos vendrán a este lugar de castigo donde no hay día de vida, por la Luz que ilumina se esconderá de ellos y ellos no lo verán de nuevo; el aire y el viento serán retirados de ellos, ni tendrán el aliento de vida en ellos a partir de este momento; se les quitarán las aguas y los rocíos, ni podrán saborearlas nunca más.

 

Debido a que no han conocido al Dios Bondadoso, se retorcerán  y quemarán en el infierno.

 

Karazuta d’Mar Mani Sección 88. vs 1-2.

 


Leave a Reply