Jesús

La Sabiduría pura y maravillosa es Jesús el Radiante, la Doncella angelical que se revela a sí misma, la Aurora gloriosa a través de la cual se da la vida eterna, que es el Liberador y el Salvador de todas las Almas. El Médico de los heridos es el Rey de la Medicina para los enfermos, él trae alegría y felicidad a los afligidos. La Mente de la Luz, el Sol de los corazones, la Doncella, Madre de todas las vidas, el Camino que los peregrinos buscan, la Puerta de la tesorería de las vidas, el Camino Recto que conduce a la vida, Jesús el Amanecer es igualmente llamado “Padre”; y su Grandeza es la Nave de las Aguas Vivientes en donde él habita y está establecido.

 

Jesús, la verdadera Esperanza, el verdadero Guardián, el Salvador de los Espíritus y el Ayudante de las Almas, el Rey de los Santos, es el Primer Regalo que fue dado; Jesús es la Flor sagrada del Padre; Jesús es el Primero en sentarse en las Luminarias; Jesús es el Hombre Perfecto en la Columna; ¡Jesús es la Resurrección de aquellos que han muerto en la Iglesia, la Torre del Reino que protege el Tesoro del Padre, el Día Perfecto de la Luz, ese del Sol que nunca se pone, el Pan santo de la Vida viene de los cielos, la Primavera dulce de agua que brota en la Vida, la Vid verdadera del Vino Viviente, la Rama alegre del Árbol que da fruta, la Planta Nueva de Dios de los frutos de la Vida, el Novio gozoso de su Iglesia, el Pastor de las ovejas descarriadas en el desierto de este mundo!

 

Jesús es una Luz poderosa, la Lámpara de todos los Eones, la Flor de la Madre de las Luces, la Luz del Amado, la Belleza de la Hermosa, el Gemelo del Perfecto, el Par del Sabio; él es el Padre de la Mente de la Luz, la Seguridad de la Iglesia, la Mercancía de los comerciantes; la Mente colectiva, nuestro Conocimiento iluminador, nuestra Razón perfecta, nuestra buena Memoria, nuestra bendita Voluntad; él es el Amor de la amada, Fe de los fieles, Perfección de los perfeccionados, Resistencia de los resistentes, Sabiduría de los sabios, y Conocimiento de los iluminadores; nuestra Escalera que va a la Luz, nuestra Escalera que conduce a lo alto; el Cofre de lo Bueno, el Arca de la Salvación; el Confort de los que lloran, la Alegría de los que sufren, el Regocijo de aquellos que se regocijan, la Compasión de los compasivos, la Amable Luz y el Sol que se Despierta.

 

Jesús es el Rey de la Sabiduría perfecta, la Flor maravillosa y preciosa de la Luz, el Compañero que viene al Mensajero y se le aparece, es un íntimo suyo, acompañándole en todas partes y ayudándole siempre en todas las dificultades y peligros. Él es el Primero de los Mensajeros, Guía de los que viven según la carne, el Camarada bendita, la Virtud del Padre de las Luces, la Túnica de los Eones, la Armadura de los Dioses, el que está en la Batalla con la combatientes, que se alegra con los que se alegran, el Compañero amado, las Paredes que no son violadas y controlan el límite del ‘Todo’, el Fruto bendito.

 

Tu Vientre sagrado es las Luminarias que te conciben; los árboles y los frutos, en ellos está tu Cuerpo santo, mi Señor Jesús colgado en el Árbol – ¡Niño, Hijo del Rocío, Savia de todos los árboles, Dulzura de los frutos, el Ojo de los cielos, Guardián de todos los tesoros, el Observador que lleva el ‘Todo’, la Alegría de todas las cosas creadas, el Reposo de los mundos! Dios mío, tú eres una maravilla de contar; tú estás dentro, tú estás fuera, tú estás por encima, tú estás por debajo, cerca, lejos, oculto, revelado, en silencio y así todo hablando también – ¡es suya toda la gloria! Tú dices, Oh Señor: “¡Yo estoy en el ‘Todo’, Yo soporto los cielos, Yo soy el fundamento, Yo apoyo las tierras! ¡Yo soy la Luz que brilla y da alegría a las Almas! ¡Yo soy la Vida del mundo, Yo soy la Savia que está en todos los árboles, Yo soy el Agua dulce que subyace a los hijos de la Materia!”

 

— Capitulo 28 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees

 


Leave a Reply