Jesús la Lleva a su Casa

La Nave de Jesús ha venido al puerto cargado de guirnaldas y palmas alegres; es Jesús quien lo dirige, él nos mantendrá hasta que nos embarquemos; es a los Santos a quienes coge, los y las Vírgenes a los que acoge. Hagámosnos también santos para que podamos hacer nuestro viaje hacia el Aire. La Nave de Jesús hará su camino hasta lo alto, añadirá su carga a la costa, y volverá para los que se quedan atrás; les cogerá también, y les llevará a casa al Refugio de los Inmortales.

 

¡Qué gran amante de los hombres eres, Oh Jesús, la Primera Rosa del Padre! ¡Qué amable eres, mi verdadero Esposo! ¡Gloria a ti, Oh Cristo de los Cámaras Nupciales de la Luz! ¡Te adoro, Oh Imagen de mi Maestro, que he amado antes de que yo la viese, pero debido a su fama de la cual me enteré me mantuve santo para que pueda ser digno de ella! ¡Dibuja ahora el velo de tus secretos hasta que vea la belleza de la Imagen alegre de mi Madre, la Doncella sagrada que navegará conmigo hasta que me lleve a mi Ciudad! ¡Embárcame en la Nave de los Santos, que ellos me mantengan rápidamente a mi Alma!

 

– Capítulo 79 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees

 


Leave a Reply