El Justo es Llamado

Mira, yo he terminado mi viaje con seguridad, mi propia hora ya ha llegado. Ellos me llaman: “¡Oh Alma, levanta la cabeza y ve a tu Patria!” Me aparto de vosotros y me voy a mi verdadero hogar. Yo mismo me he limpiado en el lavado de la inmortalidad por las manos de los Santos; ahora me convocan a las cámaras de la novia de la Altura, e iré vestido con la Túnica.

 

Voy a subir a la Naturaleza de las Excelencias, llegaré hasta los cielos y saldré de este cuerpo en la tierra. La trompeta suena. ¡La oigo! ¡Estoy siendo llamado a los Inmortales! Voy a tirar mi cuerpo en la tierra de la que se montó. Desde mi infancia he aprendido a caminar en el camino de Dios; que nadie llore por mí – ni mis hermanos ni los que me produjeron; ¡mis verdaderos Padres, los que son de lo alto, ellos aman mi Alma, ellos la buscan! El enemigo de mi Alma es el mundo, su riqueza y el amor de ella; toda la vida odia a la piedad. ¿Qué estoy haciendo mientras yo estoy en el lugar de mis enemigos?

 

– Capítulo 68 del Evangelio de la profeta Mani, Duncan Greenlees Edition

 


Leave a Reply