El Alma es Justa Ahora

Justa es un Alma santa que ha tomado al Espíritu Santo para sí misma, justa es la Paloma que ha encontrado un grupo de santos; ¡es Jesús el que vuela en el corazón de su fiel! Mira, los Dioses se regocijan en él, porque él se ha convertido en uno como ellos; es el Alma que está a salvo de manchas que puede proceder a la presencia de Dios.

 

Me retiré muy lejos del mundo, dejé a mis padres, me volví hacia el Señor, el cuál es más grande que el cielo y la tierra. Yo no hice la voluntad del cuerpo, por lo que he encontrado la Tierra de la Luz, me dirigí a la Ciudad de los Dioses, me comuniqué con los Justos, mientras yo estaba en el cuerpo. Porque me retiré de las aguas amargas, llegué a puerto incluso antes de que el mar se convirtiese en tormenta, me quité a la prenda de vestir vanidosa de la carne, siendo seguro y puro; hice que los pies limpios de mi Alma la pisotearan con confianza; ¡yo me alinée con los Dioses quienes están vestidos con el Cristo, porque soy un Dios y siervo de Dios!

 

— Capítulo 66 del Evangelio del Profeta Mani, Edición de Duncan Greenlees

 


Leave a Reply