Agustín y el Maniqueísmo: La Verdadera Historia

“Algunos han dicho que era debido a su encuentro decepcionante con Mar Fausto o que Mar Fausto carecía de conocimientos en relación a los temas sobre los que Agustín hizo preguntas. Agustín no dejó la Santa Iglesia por esas razones. Esas son mentiras propagadas por el propio Agustín.
Nuestras Escrituras y el Tercer Pilar* nos informan de que Agustín tenía un corazón muy orgulloso y quería dirigir a otros en vez de ser humilde y ser un siervo en la Fe. Hizo varios intentos de entrar en el “santuario” de los Elegidos. Él quería que los demás sepan que él era uno de los Elegidos, cuando en realidad, era un Oyente (seglar). Después de que Agustín fuera rechazado por última vez, se embarcó en una diatriba escribiendo contra Mar Mani y contra la Iglesia Bendita. Hermanos y Hermanas de la Santa Iglesia intentaron ayudar a Agustín varias veces antes de que fuera demasiado tarde para él. Pero él rechazó todos sus esfuerzos, y en vez de eso se burló de ellos por llevar vestidos simples y por usar palabras tan simples.
¡Como resultado de sus escritos, Agustín ha causado un número incontable de muertes! Miles y miles de personas inocentes en muchos países diferentes fueron asesinadas por la Iglesia Católica, cuyos seguidores aún hoy en día siguen creyendo las mentiras de Agustín. No es de extrañar por qué las Escrituras Maniqueas se refieren a él con nombres tales como “Agustín el Hereje” y “Agustín el Asesino”.”
– Yazata* Shubkha, Rey de Honor
*Revelación Divina
*Yazata = Poderosos Seres Celestiales creados a partir de Mihr Yazd. Los Yazatas supervisan toda la Creación en nombre del Espíritu Viviente. Están muy por encima de los Ángeles o Arcángeles en que se les ha otorgado un grado de autonomía para hacer la Voluntad del Espíritu Viviente como ellos ven en gana. Esto se debe a que están unidos con la Mente de Mihr Yazd y conocen inmediatamente la voluntad de Mihr Yazd en todas las cosas. Los más poderosos de los Yazatas son los Hijos de Mihr Yazd. También se les llama: Yajatas, Meleks, Divinidades, Devas y Eones.

Leave a Reply